Tokio ilumina desde este jueves con los colores de la bandera brasileña, el verde y el amarillo, el edificio más alto del país, el Skytree, para conmemorar la celebración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que se inauguran mañana.

Durante el período que durarán los Juegos, del 5 al 21 de agosto, el Skytree tendrá una iluminación especial que alternará cada media hora entre los colores nacionales del país sudamericano y los de Japón, el rojo bermellón y el blanco, desde la tarde hasta la medianoche.

La torre de 634 metros de altura es uno de los símbolos de la capital japonesa, que será la sede olímpica de los próximos juegos de verano en 2020.

El Skytree tendrá un iluminación distinta también cuando los atletas japoneses ganen alguna medalla de oro en Río de Janeiro.

Esta es una de las actividades que ambas metrópolis han decidido emprender conjuntamente para promocionar el actual y futuro evento olímpico, que incluyen la instalación de pantallas gigantes en algunos de los lugares públicos más concurridos de Tokio, como el icónico cruce de Shibuya, para seguir en directo las pruebas de Río 2016.

Tokio tomará el testigo en la ciudad brasileña en la ceremonia de entrega de la bandera olímpica, que tendrá lugar durante la clausura de los Juegos en el mítico estadio Maracaná el día 21, y a la que asistirán la recién electa gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, y el primer ministro nipón, Shinzo Abe.

La iluminación se prolongará hasta el día siguiente, el 22 de agosto, cuando comenzará la cuenta atrás oficial “De Río a Tokio”. EFE