El entrenador interino de Titanes de Tennessee, Mike Mularkey, adelantó que el mariscal de campo novato Marcus Mariota reaparecerá el domingo como titular ante Santos de Nueva Orleans, tras superar una lesión en la rodilla.

El ganador del Trofeo Heisman en 2014 se lastimó el pasado 18 de octubre contra Delfines de Miami y se ausentó de los últimos dos cotejos; sin embargo, esta semana entrenó sin problemas y retomará los controles sobre el emparrillado del Mercedes-Benz Superdome.

Con motivo de la novena fecha en la temporada 2015 de NFL, el peor equipo en la División Sur de la Conferencia Americana (AFC) buscará cortar una racha de seis tropiezos al hilo en la casa del mariscal Drew Brees, quien viene de lanzar siete pases de anotación frente a Gigantes de Nueva York.

Así que el regreso de la segunda selección global en el draft 2015 funcionará como un pequeño aliciente para una franquicia cabizbaja y que apenas el martes se quedó sin entrenador en jefe por el despido de Ken Whisenhunt.

Mariota completó las prácticas de miércoles a viernes, aunque eso sí, portará una rodillera especial en su pierna izquierda durante el encuentro, la cual lo protegerá la zona dañada del ligamento colateral medial.

“Creo que cada día lo hizo mejor, los jugadores saben lo que es capaz de hacer. Pero obviamente no se puede simular la velocidad del juego. Tenemos un plan de ataque cada semana y de cómo vamos a proteger al pasador”, explicó Mularkey tras el entrenamiento de esta tarde.

La bolsa de protección del ex quarterback de Patos de Oregón tendrá que salir muy atenta para evitarle más daño, pues en cinco compromisos permitió que lo capturaran 19 veces y tan sólo al suplente Zach Mettenberger lo sepultaron en siete ocasiones la jornada anterior.

En contraparte, Tennessee se vio obligado a descartar para el viaje a Nueva Orleans al receptor Kendall Wright (rodilla) y al esquinero Blidi Wreh-Wilson (tendón de la corva).

NTX