Tiburones Rojos de Veracruz trabajó este domingo con la firme intención de llegar a tope el próximo miércoles para afrontar su duelo contra Puebla y amarrar su boleto a cuartos de final de la Copa MX.

El estratega chileno Carlos Reinoso no quiso perder más tiempo y ordenó entrenamiento en las instalaciones del estadio Luis “Pirata” Fuente, donde hizo hincapié en lo físico y táctico.

Enfatizó que trabajó en espacios reducidos para mejorar la técnica y obtener mejor posesión del balón y después el cuadro jarocho enfrentó en un interescuadras a su filial Sub 20, que dirige Juan Antonio Luna.

En la sesión de los escualos, el uruguayo Juan Albín y el portero Sergio “Matute” García entrenaron por separado del grupo ya que presentaron molestias físicas, pero sin gravedad así que en la semana se espera su reincoporación con el resto del plantel.

Veracruz querrá amarrar su boleto a la siguiente instancia de la Copa MX cuando visite en el Universitario BUAP a La Franja, en el tercer juego entre ambas escuadras en apenas una semana.

En la “ida” de la Llave Tres del Grupo Siete de este certamen copero empataron sin goles, luego en la fecha nueve del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX, los jarochos se impusieron 2-1, ambos juegos en el Luis “Pirata” Fuente.

Para la revancha de Copa MX, a Tiburones Rojos les bastará un empate para seguir con vida en el torneo, en caso de perder deberán esperar para colarse como de los mejores segundos lugares de la ronda de grupos.

Veracruz comanda el escuadrón siete con 12 puntos, por nueve de Puebla, mientras que Lobos BUAP y Celaya, tienen siete puntos. El filial poblano aún tiene una pequeña esperanza de ser un mejor segundo lugar en caso de ganar a los guanajuatenses y que La Franja pierda.

NTX