Un gol del ghanés Thomas Partey selló la clasificación del Atlético de Madrid para los octavos de final de la Copa del Rey con un triunfo serio frente al Reus (1-0), al que ya había ganado en la ida y al que doblegó este jueves en el Vicente Calderón sin sufrir ningún riesgo por el pase a siguiente ronda.

Todo el partido estuvo bajo su control y sólo un disparo de Ricardo en el primer tiempo, con 0-0, amenazó el marcador del encuentro de vuelta para el conjunto rojiblanco, que sumó una victoria más, la novena, a su racha de triunfos mientras el gol cien con el Atlético se le resiste un partido más a Fernando Torres.

No quería sorpresas el Atlético. Lo demostró desde el once, con una alineación con rotaciones pero reconocible e íntegra del primer equipo, incluido con dos titulares habituales como Saúl Ñíguez o Koke Resurrección y con nombres como Fernando Torres u Óliver Torres, y desde el terreno de juego durante el encuentro.

En ese gen competitivo del equipo con el argentino Diego Simeone, en todo lo que juega, en amistosos, en Copa del Rey, en Liga y en la Liga de Campeones, encaró el partido con intensidad, con intención, con el papel de dominador y sin concesiones por mucho que enfrente estuviera un rival dos categorías por debajo, pero líder de su grupo de Segunda B, y por mucho que la ida ya fuera favorable con un 1-2.

Le puso mucha seriedad el Atlético al encuentro, como también el Reus, con argumentos suficientes para pensar en un futuro cercano en la Liga Adelante, veloz de tres cuartos hacia adelante, valiente desde la posesión, desde la intención siempre de salir con la pelota jugada, y con alguna ocasión, como un buen lanzamiento de Ricardo.

Antes, había resistido las embestidas del Atlético, en la búsqueda de Fernando Torres de la sentencia de la eliminatoria y de su gol cien con el Atlético. Lo necesita el atacante. También lo desea la grada, que jalea cada acción del delantero en las cercanías del área rival, ansiosos, como él, de tan especial cifra de goles.

Lo impidió en el primer tiempo el portero contrario: Badía. Su agilidad frustró el gol de Fernando Torres en tres ocasiones. Primero en una volea dentro del área, después en un buen cabezazo, con respuesta magnífico del cancerbero, y más tarde con un taconazo, repelidos los tres por los reflejos y las estiradas del guardameta.

Luego, el poste evitó el gol de Koke, con una rosca perfecta en una falta escorada contra el palo con el portero ya batido, sin una sola opción de alcanzar el balón, más tarde tiró el argentino Ángel Correa desde el borde del área, después respondió el Reus con el citado disparo de Ricardo y terminó el primer tiempo con el 0-0.

Un gol mal anulado a Lucas Hernández, nada más comenzar la segunda parte, anticipó que la victoria ya sería una cuestión de tiempo, de seis minutos más en concreto, con una bonita y precisa volea del ghanés Thomas Partey desde el borde del área, que recorrió por raso el ajustado camino hacia la red de la portería del Reus.

El 1-0 solucionó todo para el Atlético y provocó un paso adelante del Reus, más cercano sobre los alrededores del área contraria, pero sin opciones de inquietar al conjunto rojiblanco, clasificado sin más sobresaltos para los octavos de final de la Copa del Rey. Este viernes ya tendrá nuevo rival en el sorteo en la Ciudad del Fútbol.

– Ficha técnica:

1 – Atlético de Madrid: Moyá; Gámez, Savic, Lucas, Siqueira; Saúl; Óliver Torres, Thomas, Koke (Carrasco, m. 60), Correa (Gabi, m. 83); y Fernando Torres.

0 – Reus: Badía; Cassama, Olmo, Moyano, Ángel; Víctor (Fernando, m. 78), Colorado, Ramón, Óscar Rico (Haro, m. 60); Ricardo y Edgar (Fran, m. 71).

Gol: 1-0, m. 53: Thomas, de volea desde fuera del área.

Árbitro: Undiano Mallenco (C. Navarro). Amonestó al local Thomas (m. 55) y al visitante Víctor (m. 20).

Incidencias: partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 18.000 espectadores. Antes del inicio del partido, se guardó un minuto de silencio en memoria de los dos policías fallecidos en el atentado del pasado viernes contra la embajada española en Kabul (la capital de Afganistán). EFE