El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas Bach, resaltó que cada uno de los atletas que acuden a los Juegos Olímpicos Río 2016 representan la paz que debe haber en el mundo.

Agregó que, por ejemplo, el equipo de refugiados representa esa paz que se espera en el mundo, “estamos viviendo en un mundo de crisis, desconfianza e incertidumbre. Aquí está nuestra respuesta”, aseguró el dirigente.

Añadió que los 10 mil mejores atletas del mundo competirán entre sí y, al mismo tiempo, convivirán en la Villa Olímpica como sinónimo de paz, donde compartirán tanto sus emociones como los alimentos.

Refirió que en el mundo olímpico existe una ley universal según la cual todos son iguales y que destaca el valor de la humanidad, “por eso pido respeto entre ustedes y, asimismo, respetar los valores que hacen a los Juegos Olímpicos únicos en el mundo”.

Bach sostuvo que el equipo de refugiados envía un mensaje de paz a los miles de desplazados del mundo, quienes tuvieron que huir de sus casas debido a la violencia o el hambre. “Con su gran talento y espíritu están haciendo una gran contribución a la sociedad”, aseveró.

Añadió que el olimpismo fomenta la unidad en la diversidad de las culturas, como lo hacen millones de personas que contribuyen a mejorar el mundo de esta manera y a través del deporte.

Por ello, por primera vez se otorgó el laurel olímpico al ex atleta y filántropo Kipchoge Keino, por ser uno de los promotores de esa diversidad, “ahora vamos todos juntos, celebremos los Juegos Olímpicos de Brasil”.

 

NTX/LRB/AGG/RIO16