Pese a ostentar una ventaja acumulada de 2-0, el timonel del Villarreal, Marcelino García Toral, descartó que la eliminatoria frente a Bayer Leverkusen, correspondiente a los octavos de final de la Europa League, ya esté resuelta.Tras su arribo a territorio alemán, el entrenador del “submarino amarillo” enfatizó que todavía le falta aprobar el cotejo de vuelta y de antemano espera unas “aspirinas” sumamente agresivas, dispuestas a revertir la pizarra, impulsadas por el apoyo de su gente en la BayArena.

“Esperamos un rival que saldrá por todas, en tromba, a disminuir la distancia. El Bayer, ya de por sí, es un equipo muy intenso. Los primeros minutos serán difíciles. Me parece imposible no sufrir en esta eliminatoria. Nos espera un partido tremendamente complicado para superar la ronda, aunque llevamos buena diferencia”, admitió.

En rueda de prensa, el estratega asturiano reconoció que si logran marcar un gol en el estadio germano, habrán dado un paso gigante hacia su objetivo, pues destacó que en la ida, disputada en El Madrigal, sus pupilos anularon el ímpetu ofensivo del Bayer, encabezado por el mexicano Javier Hernández.

“Con la ventaja de 2-0 todos la hubiéramos firmado antes de jugar. No tenemos dudas con el equipo y estamos convencidos de que vamos a superar esta eliminatoria, aunque sea con sufrimiento”, puntualizó.

Por otro lado, García Toral lamentó la baja de último minuto del guardameta francés Alphonse Areola, quien presenta molestias en la rodilla izquierda y es la quinta ausencia con la cual debe lidiar el elenco “groguet”.

Además del arquero galo, Samu García (pie izquierdo), Jaume Costa (tobillo izquierdo), el argentino Mateo Musacchio (femoral derecho) y el mexicano Jonathan dos Santos (isquiotibiales) tendrán que apoyar desde las gradas a sus compañeros, en busca del ansiado boleto a la fase de los mejores ocho.

NTX