Fernando Santos, director técnico de la selección de Portugal, desechó cualquier indicio de presión en su arranque rumbo a la Copa Mundial Rusia 2018, luego de caer 2-0 en su visita ante el equipo de Suiza.“El conjunto dejó de ser tan fuerte como venía siéndolo, y aunque desafortunadamente no pudimos marcar esto no nos deja ninguna marca, al contrario lo único importante es que tenemos que mejorar”, indicó en conferencia de prensa.

Luego de conquistar el título de la Eurocopa Francia 2016, la escuadra portuguesa se plantó en el estadio St. Jakob-Park de Basilea, donde fue superior en oportunidades de gol y posesión del esférico, por lo que el timonel lamentó no haber logrado los tres puntos.

“En el juego dominamos los primeros 15 o 20 minutos, luego hubo una cierta sorpresa porque ellos encajaron la primera anotación; después replegaron líneas y fue imposible igualar el marcador”, recordó.

Pese a ello la selección de Portugal tendrá una oportunidad de reivindicarse con sus seguidores el 7 de octubre, cuando reciba al cuadro de Andorra en el Estadio Municipal de Aveiro, en la jornada dos de la fase eliminatoria rumbo a Rusia 2018.

NTX