Luis Enrique, entrenador del equipo de futbol Barcelona, ganador de la final del Mundial de Clubes ante el River Plate 3-0, destacó el trabajo y valentía de la escuadra argentina, al valorar el triunfo de este domingo en el estadio Yokohama.

En rueda de prensa, indicó que “cada vez es más difícil ganar y conquistar títulos” y resaltó que “al nivel que hemos estado hoy, cualquier rival lo habría tenido difícil”.

Enfatizó el hambre de sus futbolistas, que cierran el 2015 con cinco títulos logrados, “si algo han demostrado es su afán ilimitado por ganar títulos”, dijo.

El Barcelona ganó los títulos de la Liga Española, Copa del Rey, Champions League, Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

El técnico asturiano puso como ejemplo a Lionel Messi y Neymar Jr., futbolistas que se perdieron la semifinal y que quisieron estar en la final.

“Hace unos días, Messi tenía un cólico nefrítico y hace ocho Neymar Jr. tenía una lesión leve y ambos han competido. Messi casi no se aguantaba en pie y quería jugar las semis”, detalló el entrenador.

Sobre el “10”, expresó que “es un líder, lo sabemos todos, es nuestro jugador referencia, que los futbolistas con más peso en la plantilla sean los primeros que muestren su ánimo por competir y por ganar es una motivación para el resto”.

Valoró el papel de River Plate en la final, al indicar que compitió de manera “valiente. Se ha visto que es un equipo bien trabajado y que Marcelo Gallardo es un muy buen entrenador. Ha estado dentro del partido en todo momento”.

NTX