El argentino Diego Simeone, técnico del Atlético de Madrid, reconoció el trabajo de sus pupilos, a pesar del empate a cero ante el equipo kazajo Astana, en partido de fase de grupos de la Champions League.

“Para los que no han visto jugar al Astana como local, este empate seguramente no entraría en sus cálculos. No me ha sorprendido el partido. Lo dije con antelación, iba a ser un partido duro, difícil y así fue: complicado. Pero nada que reprochar al equipo”.

En conferencia de prensa, valoró el esfuerzo de sus jugadores al decir que “son fuertes y tienen un ritmo alto de juego. Nosotros hemos creado tres o cuatro situaciones importantes para poder marcar y no se pudo, pero reproche ninguno”.

Indicó que su equipo trabajó y está fuerte, por lo cual defensivamente siguen sin generarles ocasiones. “Requerimos crecer en la parte ofensiva, donde necesitamos un poco más de claridad en los últimos metros”.

El técnico destacó el trabajo del equipo y subrayó la fortaleza defensiva que mostraron sus pupilos, al tiempo que reconoció que el equipo necesita crecer en la parte ofensiva.

Por ello, Simeone ya piensa en el próximo partido, “sabíamos que al perder con Benfica en casa iba a ser cuesta arriba y ahora hay que hacer un buen partido con el Galatasaray y esperar ganar”.

NTX