Julio Olarticoechea, técnico de la selección de Argentina que jugará los Juegos Olímpicos Río 2016, dijo que anhela verse las caras con Brasil en la final de la justa veraniega, puesto que dijo que considera especial dicha confrontación.“Hace mucho tiempo los encaramos con la (selección) sub 20, y esperemos que eso se pueda repetir. Sería lindo jugar una final contra ellos, un sueño”, aseguró el estratega.

En una entrevista para el sitio oficial de Río 2016, Olarticoechea dijo que, sin embargo, “vamos a dejarlo ahí, vamos a esperar, no hay que adelantarse. Aunque si llega, vamos a estar a la altura”.

El técnico contó hoy en el entrenamiento con el plantel completo que le hará frente a la justa veraniega, antes de que su escuadra vuele rumbo a Estados Unidos para disputar tres juegos amistosos (ante Colombia, Haití y México) previos a la celebración, por lo que el campeón del mundo en 1986 se mostró ilusionado.

“Cada partido lo tomaremos como si fuera una final, ya veremos hasta dónde llegamos. No me entra en la cabeza otras cosas, más que venir con la de medalla de oro. Pero paso a paso”.

“Río 2016 va a ser fabuloso, porque los brasileros tienen una forma de ser increíble, de pura alegría, y el clima también ayuda bastante. Va a ser una fiesta tremenda. Para no perdérsela”, subrayó.

Respecto de sus próximos contrincantes en la fiesta cuatrienal (Portugal, Argelia y Honduras) afirmó que ya los tiene estudiados, aunque señaló que “tengo partidos de los rivales, pero lo fundamental es que el grupo esté bien y poder armar un equipo fuerte”.

Por otro lado, el subcampeón mundial con la casaca albiceleste en Italia 1990, manifestó su opinión en relación con la organización de los eventos deportivos de esta índole, por lo que asoció los Juegos con los valores humanos.

“El futbol y los otros deportes son, en sí, un juego. El deportista se prepara, hace vida sana y ordenada, en todo sentido. El deporte te mejora como persona. Creo que los Juegos Olímpicos apuntan a eso”.

“Como persona soy respetuoso con los demás. Y como técnico jamás iría, después de un partido, a preguntarle a un árbitro por qué marcó tal cosa. Si se equivocan es porque son humanos. Muchos entrenadores siempre le echan la culpa a los colegiados. Eso en mí no va a pasar”, explicó.

Por último, Olarticoechea reconoció que aún desconoce si la AFA le dará continuidad en el puesto, puesto que dijo tener los pies bien sobre la tierra acerca de dónde está parado. “Creo que no caí del todo. Quizás caiga más adelante y espero que caiga con la medalla”, expresó.

NTX