La pentatleta Tamara Vega dijo que en cada uno de los entrenamientos siempre pone el máximo esfuerzo por una medalla y en los Juegos Olímpicos de Río 2016 no será la excepción, aunque debido al alto nivel, terminar entre las 10 mejores sería un buen resultado.

La subcampeona panamericana de Toronto 2015, quien tendrá en Río 2016 su segunda cita olímpica, mencionó que para estar en ese rango, se debe tomar en consideración varios factores como el clima, la hidratación y desde luego el estado anímico del competidor.

“Entreno para una medalla, me esfuerzo día a día para dar lo mejor de mí; sin embargo, para que esta medalla caiga hay muchos factores, si ese día se da sería perfecto, pero quedar dentro de las 10 mejores de Juegos Olímpicos sería ideal”, expresó.

En relación al nivel que encontrará en la justa veraniega, la chihuahuense apuntó que en su deporte, en la actualidad, no existe ninguna rival con aspiraciones de podio, ya que “las rivales a vencer son prácticamente todas, pentatlón es generalizado, ya no hay sólo algunas potencias como antes”.

Vega Arroyos apuntó que por eso la preparación es esencial para estar en la pelea, “estos cuatro años han sido de maduración deportiva; como persona he mejorado mucho todas mis marcas, considero que llegaré en una forma muy buena”.