La segunda práctica del Gran Premio de los Estados Unidos fue cancelada luego de una amenaza de tormenta eléctrica en el Circuito de las Américas.

El mal clima que se vive en Austin a consecuencia del huracán Paulina y el frente frío número 8 imposibilitaron la realización de los segundos entrenamientos libres, los cuales se habían retrasando primero pero al no ver mejoría con la lluvia la Dirección de la Carrera decidió congelarlo ante una posible tormenta eléctrica.

De esta manera y con el poco trabajo hecho por la mañana donde el mejor sobre el trazado mojado fue el alemán Nico Rosberg inició el Gran Premio de Los Estados Unidos con poco espectáculo y el agua como principal protagonista.

Según el pronóstico metereológico para el fin de semana es la presencia de lluvia e incluso lo menos optimistas señalan que hay posibilidades de que no se dispute la decimosexta fecha de la temporada.

NTX