Esta tarde fue suspendido el partido de fútbol entre Colo Colo y Santiago Wanderers por enfrentamientos de parte de los hinchas antes de comenzar el duelo, válido por la última fecha del torneo de apertura chileno.

Los enfrentamientos entre barristas de ambos equipos trajeron como consecuencias varios heridos y una serie de robos y ataques hacia la prensa presente en el Estadio Elías Figueroa de Valparaíso, ciudad distante 120 kilómetros al noreste de Santiago.

Los barristas de ambos equipos rompieron las vallas y rejas del recinto e ingresaron al campo de juego, donde vivieron una batalla campal y utilizaron los elementos propios de un campo de fútbol, como banderines, arcos y hasta lentes de camarógrafos.

El juez del compromiso Enrique Osses dijo a periodistas que “es imposible que se juegue este partido así, no están las condiciones de seguridad mínimas para disputar un partido de esta índole”.

En caso de haber jugado y ganado este partido, Colo Colo podría haberse coronado como campeón del torneo de apertura 2015/2016. Por el momento no se ha dado a conocer la fecha de para volver a jugar este duelo.

NTX/