La selección olímpica de Argentina derrotó hoy al equipo de Haití por 3-1 con los goles de Mauricio Martínez, Ángel Correa y Giovanni Simeone en el segundo partido de preparación de los pupilos de Julio ‘el Vasco’ Olarticoechea para la cita en Río de Janeiro.

El dominio de la Albiceleste jamás estuvo en discusión como sí la precisión para aprovechar las jugadas de gol gestadas o los despistes en defensa, como el que terminó con el descuento de Haití.

Temprano, a los 5 minutos, Correa, el jugador del Atlético de Madrid, pudo marcar el primer tanto pero definió alto, por encima del horizontal.

Los siguientes minutos fueron prácticamente un solo de fútbol argentino sobre la portería haitiana, aunque sin mucho vértigo u oportunidades claras.

Hasta el final del primer tiempo el juego de los de Olarticoechea no era tan fluido y cadencioso como el que mostraron el jueves pasado, en el primer partido de preparación para los Juegos Olímpicos que igualaron sin goles con Colombia en Miami.

Era claro que además de disposición ofensiva, los argentinos necesitarían orden, paciencia y aplicación táctica para desarborlar a un rival aplicado en la tarea de desquiciar al adversario al no dejarle jugar con libertad.

Pero al filo de los 45 minutos la balanza se inclinó del lado argentino cuando el punta Jonathan Calleri se abrió sobre la banda derecha y envió un centro al corazón del área que recibió libre el centrocampista del Rosario Central Mauricio Martínez. Tuvo todo el tiempo para acomodar el balón y soltar un remate suave que se anidó ante la mirada impasible del portero y tres defensas.

Martínez pagó así con creces la oportunidad que hoy le dio el seleccionador, ya que en el primer partido de preparación ante Colombia el titular fue Lucas Romero.

Cristian Espinoza, que después destacaría como el administrador del balón, también tuvo su oportunidad en el comienzo del segundo tiempo pero su potente remate salió desviado por poco.

A los 51 minutos Ángel Correa aumentó la cuenta al ejecutar con precisión un penalti.

El 2-0 parecía un bálsamo para un equipo que había hecho todo el gasto físico bajo un calor de 30 grados centígrados en el Estadio de la Florida Atlantic University (FAU), de Miami.

Pero cuando más se necesitaba la tranquilidad para administrar la renta, surgieron algunas grietas en la línea que protegía el área del portero Gerónimo Rulli.

A los 59 minutos Víctor Cuesta perdió la referencia de su rival y en el despiste Charles fue más rápido que todos para marcar el descuento.

A pesar del cansancio de sus hombres, Olarticoechea ordenó copar el terreno rival y encomendar a Espinoza la tarea de administrar el balón.

La partitura se interpretaba según las instrucciones del técnico cuando apareció Giovanni Simeone en la entrada del área grande de Haití.

Giovani Lo Celso sirvió el balón a Simeone, quien lo paró con la pierna izquierda, hizo el giro y con la derecha, sin pensarlo, lo anidó en el fondo de la red.

Después de este amistoso, la selección Argentina viajará a la ciudad mexicana de Puebla para enfrentar el jueves al Tri olímpico.

El debut de la Albiceleste en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro será el 4 de agosto frente a Portugal en el Estadio Joao Havelange. Luego se las verá contra Argelia y Honduras. EFE