Con un empate 2-2 en el juego de ida de la semifinal de la Europa League, Sevilla buscará aprovechar el ímpetu de su estadio durante el partido definitorio de esta fase de la competencia al enfrentar al Shakhtar en el estadio Sánchez Pizjuán.Sin embargo, esto será sumamente complicado, debido a que el equipo ucraniano no ha perdido en campo ajeno desde los dieciseisavos de final de este torneo, comenzando con un empate a cero goles con Schalke, la victoria 3-1 sobre Anderlecht y el imponente 4-0 en contra de Sporting Braga.

Durante el partido de ida, fueron Víctor Machín Pérez y el francés Kevin Gameiro los autores de las dos anotaciones de Sevilla, mientras que del equipo dirigido por el rumano Mircea Lucescu fueron el brasileño Marlos Romero y el ucraniano Taras Stepanenko.

Unai Emery, entrenador del equipo ibérico admitió la ilusión que puede respirarse, “vivimos un momento especial, de ilusión, no podemos cansarnos de tener hambre y deseo de hacer un juego importante, algo histórico”, enfatizó.

Sin embargo, admitió que está preparado para cualquier situación que se presente mañana a las 14:05 horas, tiempo del centro de México, principalmente porque “somos conscientes de la dificultad, el rival tiene muy buenos jugadores, es un equipo que en su liga está acostumbrado a ganar”.

NTX