Concentrado en la sede del equipo Force India en Inglaterra, Sergio Pérez analiza el siguiente compromiso en el Circuito de las Américas, su primer podio del año, conseguido el fin de semana pasado en Rusia, que lo tiene con el ánimo renovado para dar un cierre espectacular en esta temporada.

Con cuatro fechas para terminar, el piloto mexicano se encuentra en la pelea por la novena posición que actualmente ocupar en la tabla general ante el francés Romain Grosjean de Lotus, escudería ante quien también pelean el quinto lugar de constructores.

Hasta ahora han podido mantenerlos a raya, sobre todo después de la buena tajada de puntos que sacó “Checo” en Sochi pese al abandono de Nico Hulkenberg, por lo que en el Gran Premio Estados Unidos quieren otro resultado sólido que les vuelva a dar buenos divindendos.

“Volver al podio en Sochi fue una sensación increíble y viendo a mi equipo desde ahí es una imagen que se quedará conmigo para siempre. Ellos trabajan duro todos los días para darme un coche competitivo y estoy realmente disfrutando mi tiempo con el equipo”, resaltó Pérez.

El podio para “Checo” ha significado no sólo una inyección de energía, no sólo para él, sino para todo el equipo, el primero de la temporada que fue un resultado sufrido, con una buena recompensa, luego del atraso en el desarrollo del coche en la pretemporada, que no pudieron correr completa.

Además con el Gran Premio de México cada vez más cerca, Austin será la antesala perfecta para mantener la racha y llegar al Hermanos Rodríguez pensando en obtener otro gran resultado, lo que sin duda sería el sueño de Sergio.

“Ha sido mi carrera de casa durante varios años, antes del regreso del Gran Premio de México, el circuito es muy divertido para pilotos y aficionados. La ciudad es muy atractiva y hay muchas cosas que suceden durante la semana del Gran Premio”, expuso.

Agregó que “cuando entro en el coche y veo todas las banderas y los aficionados mexicanos en las gradas, es un impulso increíble para mí”.

El Gran Premio de Estados Unidos se corre los días 23, 24 y 25 de octubre en el Circuito de las Américas, de cinco mil 513 kilómetros de extensión y está pactado a 56 vueltas, 308,728 kilómetros de distancia total.

NTX