El piloto Sergio Pérez resistió como pudo con la degradación de neumáticos en las últimas vueltas para quedarse con el sexto puesto en el Gran Premio de Italia, lo que le da los puntos para entrar al top-10 del campeonato general.

Tras largar desde el séptimo cajón, “Checo” tuvo una carrera relativamente tranquila, sin muchas posibilidades para ir por más decidió conservar lo que tenía y administrarse.

Su preocupación fue la adherencia de las gomas cerca de final, donde el desgaste empezaba a notarse en el coche y pasar a perder la posición con Raikkonen, pero el abandono de Nico Rosberg le respeto el preciado lugar.

Pérez ahora llega a 33 puntos y se coloca en décimo absoluto del campeonato.

En general, fue un gran trabajo del Force India, ya que el alemán Nico Hulkenberg terminó séptimo puesto, lo que le da 14 puntos más al equipo para el Mundial de Constructores, para llegar a 63 y colocarse en el quinto lugar de la tabla.

“Al final, muy contento. Un gran ritmo. Muy contento con mi trabajo de todo el fin de semana. Una vez más maximizando todo el potencial del coche. Empecé al sufrir al final pero lo manejé perfecto, con un ritmo increíble contra mi compañero de equipo y eso me hace sentir contento”, señaló.

De cara a la siguiente cita, consideró que “no nos podemos pedir nada más como equipo y seguir trabajando muy fuerte para la próxima carrera. Creo que Singapur puede ser un poco complicado para nosotros, vamos a tener a los Red Bull, los Toro Rosso, que sin duda van a meterse en la pelea”.

NTX