El gran día llegó para la defensa de los Seahawks de Seattle que con su labor y la aportación ofensiva del corredor estelar Marshawn Lynch hicieron su mejor partido de la temporada fuera de su campo y se impusieron por 3-20 a los devaluados 49ers de San Francisco.

Esta vez no hubo frustración de dejarse arrebatar una importante ventaja en el cuarto periodo y los Seahawks lograron su primera victoria fuera de su campo en lo que va de la nueva temporada que los deja con marca de 3-4.

El mariscal de campo Russell Wilson también hizo su trabajo al completar 18 de 24 pases para 235 yardas, hizo un envío de anotación, y le interceptaron dos balones, fue derribado cinco veces en 23 oportunidades que tuvo la defensa de los 49ers y dejó en 84,5 el índice de pasador.

Wilson completó 10 de los 12 primeros pases, mientras que Lynch, que hizo 27 acarreos tuvo unas ganancias de 122 yardas por tierra.

El mariscal estelar de los Seahawks protagonizó su mejor acción en el ataque aéreo lo protagonizó al darle un pase de 43 yardas al receptor abierto, el novato Tyler Lockett, que lo convirtió en su primer “touchdown” como profesional antes que concluyese la primera parte.

Lynch se había encargado de inaugurar el marcador al hacer un acarreo de una yarda que ayudó a los Seahawks a lograr la cuarta victoria consecutiva frente a equipos rivales de la División Oeste de la Conferencia Nacional (NFC).

El entrenador de los Seahawks, Pete Carroll, al concluir el partido admitió que el equipo había recuperado la normalidad, especialmente por que la defensa jugó bien toda la noche.

“Es muy agradable ver como pudimos hacer el fútbol que nos gusta y que hacemos mostramos autoridad durante todo el partido”, destacó Carroll.

Los Seahawks ganaron su primer partido de visitantes en los cuatros que ya han disputado y dieron la mejor imagen de equipo unido y confiado en el fútbol de conjunto.

“La idea era muy clara, teníamos que creer en cada uno de nosotros”, destacó Wilson. “Está claro que perdimos cuatro partidos, pero todos dentro del equipo pensamos que también podríamos haberlos ganado de ahí el salir confiados más que nunca en nuestras posibilidades como grupo”.

Los 49ers (2-5), cuatro días después de haber ganado a los Ravens de Baltimore y romper racha de cuatro derrotas consecutivas, volvieron a confirmar que no tienen el mejor ataque y que el mariscal de campo Colin Kaepernick no está siendo la solución en lo que va de temporada.

Kaepernick completó 13 de 24 pases para 124 yardas, no hizo ningún envío de anotación, ni tampoco permitió interceptaciones, fue derribado seis veces y dejó en 68,8 el índice de pasador.

 

EFE