El nadador Ryan Lochte se disculpó hoy de manera pública por el incidente en Río de Janeiro, en el que él y otros tres atletas vandalizaron el baño de una gasolinera, pero denunciaron haber sido víctimas de un asalto por hombres que se hicieron pasar como policías.Lochte, quien se convirtió en el rostro del bochornoso incidente por haber sido quien denunció de manera pública lo que resultó ser una fabricación con ribetes internacionales, ofreció su mea culpa a través de las redes sociales.

“Quiero disculparme por mi comportamiento del pasado fin de semana, por no ser más cuidadoso y sincero en la forma en que he descrito los acontecimientos de aquella mañana temprano y por mi papel en tomar el foco de atención lejos de los muchos atletas cumpliendo sus sueños de participar en los Juegos Olímpicos”, dijo.

En un mensaje a través de un enlace colocado en su cuenta personal de la red Twitter, Lochte explicó que decidió esperar hasta que la situación legal del incidente fue abordada “y estaba claro que mis compañeros llegarían a casa con seguridad”.

El jueves autoridades brasileñas dieron a conocer que tanto Lochte como sus compañeros Gunnar Bentz, Jimmy Feigen y Jack Conger mintieron para tratar de salir a salvo de acusaciones de vandalismo en una gasolinera de Río de Janeiro el pasado domingo.

El incidente alcanzó notoriedad internacional después que Lochte, ganador de 12 medallas olímpicas, dijo haber sido amenazado con un arma de fuego que le fue colocada en la frente, durante el asalto del que fueron objeto él y sus tres compañeros.

Según las autoridades brasileñas, la tesis del asalto a mano armada fue una tapadera para ocultar la verdad, que empezó a conocerse luego que Bentz y Conger fueron bajados de un avión comercial el miércoles pasado, cuando se disponían a viajar a Estados Unidos.

Ambos fueron interrogados durante cuatro horas en el aeropuerto internacional de Río de Janeiro antes de ser puestos en libertad, y sus pasaportes decomisados hasta el jueves, cuando los dos fueron permitidos a regresar al país.

Lochte dijo que pese a lo “traumático para salir tarde con sus amigos en un país extranjero, con una barrera del idioma”, debió haber sido más responsable en sus comportamiento “por eso me siento mal con mis compañeros de equipo, a mis fans, mis compañeros competidores, mis patrocinadores”.

“Estoy agradecido por mis compañeros de equipo de natación y el USOC (Comité Olímpico de Estados Unidos), y aprecio todos los esfuerzos del COI (Comité Olímpico Internacional), el Comité Organizador de Río 16, y la gente de Brasil que nos recibió en Río”, anotó.

NTX