El oro olímpico de marcha atlética italiano Alex Schwazer, que es acusado de dar positivo a un control antidopaje del pasado enero, aseguró este martes que no puede pensar en la “posibilidad de no competir” en los Juegos de Ríotras “todo el trabajo realizado”.

A la espera de la decisión final del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en inglés), prevista para el próximo 8 agosto, Schwazer publicó en su cuenta de una red social un mensaje en el que muestra su sufrimiento por estos días de incertidumbre.

En la misma publicación, el atleta informó de que viajará a Río el próximo 6 de agosto con el deseo de poder participar en las competiciones.

“No puedo pensar, después de todo lo que hice para demostrar a todos que podía volver a luchar, que llegue físicamente listo para Río y que no tenga la posibilidad de competir”, publicó el italiano.

“No puedo pensar que todo el trabajo realizado en los últimos meses, todos los controles a los que me sometí, no hayan servido de nada”, agregó.

Schwazer, que ganó el oro en la prueba de marcha en los Juegos de Pekín 2008, es acusado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de haber dado positivo a la testosterona en un control realizado en el pasado mes de enero.

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) suspendió de forma cautelar al atleta el pasado 8 de julio y una comisión del TAS de Río de Janeiro se reunirá el 8 de agosto para dar el veredicto definitivo (previsto para el día 9 o 10).

Así, el italiano, que siempre rechazó con decisión todo tipo de acusaciones insinuando además que las probetas de su control antidopaje hayan sido alteradas, viajará a Río el próximo 6 de agosto aún sin sabes cuál será su futuro.

En el caso en el que el TAS decida dar el visto bueno a su participación en las competiciones olímpicas, Schwazer confirmará a última hora su inscripción a las pruebas de marcha, que están previstas el 12 de agosto (20 kilómetros) y el 19 del mismo mes (50 kilómetros). EFE