Luego del torneo que realizó en el Apertura 2015 y que lo llevó a estar entre los cuatro peores del certamen en la clasificación general, Santos Laguna busca resurgir de sus cenizas para recuperar el prestigio en el Clausura 2016.

Y es que la campaña que llevó a cabo en el Apertura, tras haber sido campeón en el Clausura 2015, no fue nada gratificante para nadie en el cuadro de Comarca Lagunera, pues cuando se esperaba que luchara por el bicampeonato, algo falló en el camino.

El once lagunero que logró la corona en el Clausura 2015 no fue el mismo en el Apertura 2015, lo que provocó un cisma al interior del club, que terminó con el cese del técnico portugués Pedro Caixinha, luego de varios torneos con el equipo.

Santos tampoco marchó como se esperaba con el español Francisco Ayestarán, pues continuó en los últimos lugares de la tabla general y cada partido era sufrir para su afición, pues le costaba trabajo sumar unidades.

Como resultado de lo anterior, el equipo terminó en la posición 15 de la tabla general con apenas 17 puntos, muy lejos de los lugares que le permitieron, un certamen antes, entrar en la octava posición y terminar con la corona ceñida.

Ahora se espera que las cosas sean diferentes para todos en aquella región con la llegada del técnico argentino Luis Zubeldía y los refuerzos que hizo la directiva para regresar al equipo al protagonismo en el Clausura 2016.

A pesar de haberse presentado con el plantel unos días tarde, se prevé que el trabajo realizado en este escaso tiempo sirva para que el plantel se adapte a la idea que pretende el timonel, y que los refuerzos logren una rápida adaptación.

Sobre todo porque, además de la Liga MX, Santos deberá encarar lo que resta de la Liga de Campeones de la Concacaf, por lo que también apuntaló algunas de sus líneas con jugadores del torneo local y la repatriación de otro.

Los refuerzos que llegaron para el torneo que arranca el próximo fin de semana son Diego de Buen, Martín Bravo y Ulises Dávila, éste último repatriado luego que en 2011 emigró a Inglaterra del feudo de Guadalajara, donde se formó.

Ahora, enfundado en la camiseta albiverde, Dávila buscará aportar toda la experiencia adquirida en el balompié inglés y junto con el resto de sus compañeros, tanto los que ya tienen tiempo en el equipo como los recién llegados, tratar de llevar a Santos a la liguilla.

Entre los que también fueron presentados como nuevos miembros del club fue el ex guardameta Nicolás Navarro, quien se encargará de trabajar con los porteros, con lo cual Santos Laguna se reporta listo para el Clausura 2016.

NTX