Fue la velada de Samar Leyva, quien detonó dos cuadrangulares; el último con la casa llena, para dejar en el terreno de juego a Rojos del Águila de Veracruz y firmar la victoria de Diablos Rojos por pizarra de 8-6. Así, la novena del manager José Luis ‘Borrego’ Sandoval aseguró la serie que se disputa en el Estadio Fray Nano.

Leyva, quien rubricó la remontada al clásico estilo rojo, terminó la noche de 5-2 con seis producidas. En la novena entrada, ante el cerrador Sean Gleason, con la casa llena, un out y la pizarra 6-4 a favor de los visitantes, Leyva disparó el batazo por el prado central, se llevó por delante a Emmanuel Ávila, Carlos Figueroa y José Augusto Figueroa, con lo que selló el triunfo rojo.

Diablos se puso al frente en el cierre de la tercera entrada con cuadrangular de José Augusto Figueroa por el prado de la derecha. Es el primer jonrón en Liga Mexicana de Beisbol para Figueroa. En la parte baja de la quinta, Samar Leyva también despachó su primer batazo de cuatro esquinas de la campaña, con un batazo que superó la barda del jardín izquierdo.

En el sexto rollo, Brett Harper respondió con doble entre el callejón central-derecho con el que Cyle Hankerd llegó a la registradora desde la inicial.

Veracruz se hizo presente en la pizarra en la séptima, con jonrón solitario de Roger Kieschnick al derecho. En ese mismo rollo, luego de par de wild pitches de Nathanael Santiago, Humberto Sosa se desprendió desde tercera para anotar la segunda carrera de los veracruzanos.

En la apertura de la octava, los Rojos del Águila le dieron la vuelta al score con rally de tres carreras. Juan Silverio respondió con sencillo al derecho ante los envíos de Jeff Ibarra para que anotara Alex Romero. Con el relevista Juan Sandoval en la loma, José Castillo disparó doble al central para que Silverio y Kieschnick timbraran. En la misma jugada, un excelente tiro de relevo del cortador Juan Carlos Gamboa puso out en la tercera a Castillo, quien buscó el triple.

En la apertura de la novena, Veracruz agregó una más al pizarrón con elevado de sacrificio de Alex Valdez al prado central, con el cual Enrique Osorio timbró en pisa y corre.

El abridor de Diablos Rojos, Octavio Acosta, se fue sin decisión, luego de transitar por espacio de 6.1 innings en los que aceptó cinco hits, uno de ellos cuadrangular, dos carreras, ambas limpias, dio tres bases por bolas y ponchó a cuatro enemigos.

El zurdo Carlos Vázquez se acreditó la victoria con trabajo de dos tercios sin permitir hit ni carrera y con un ponche recetado.

El derrotado Sean Gleason admitió tres hits, cuatro carreras limpias y concedió un pasaporte en un tercio de entrada.

Este jueves, en punto de las 19:00 horas, se cantará el ‘playball’ del tercero y último de la serie roja.

Los primeros aficionados en llegar al Estadio Fray Nano recibirán el Calendario 2016 de Diablos Rojos del México.