El jugador de Chivas de Guadalajara, Carlos Salcido, se dijo dispuesto en asumir la capitanía del equipo, incluso sin la necesidad de portar el gafete, pues sabe su rol dentro del campo y lo que puede aportar a sus compañeros.Ante la salida de último momento del atacante Omar Bravo, Salcido quedó como uno de los jugadores de mayor experiencia en el equipo, por lo que podría portar la cinta de capitán, algo que dependerá del técnico argentino Matías Almeyda.

“Sabemos lo que representa ser el capitán de una institución como Chivas, en lo personal no necesito un gafete, ese es mi sentir, el profesor en su momento decidirá quién lo porta. Todos los compañeros son importantes, todos pueden ser capitanes; para mí portar un gafete no es algo que me quite el sueño”, señaló.

Ante los medios de comunicación, el defensa y mediocampista de recuperación manifestó que Chivas es el equipo de sus amores y por ello sería un orgullo ser capitán, algo que no quiso en algún momento con la selección mexicana por causas diferentes.

“Siempre soñé con estar acá, con pisar el estadio Jalisco cuando jugaba Chivas ahí, siempre soñé ganar un balón de los que aventaban a la tribuna para bajar a pisar la cancha. Para mí, tanta gente que ha pasado con el gafete de capitán es algo muy padre, esto es algo más personal, en selección respeto muchísimas cosas y ya está”, indicó.

En caso de que tenga la oportunidad de ser capitán, dijo que eso no lo hará cambiar en su forma de ser o estar presionando a sus compañeros, su comportamiento se mantendrá firme con la intención de ayudar siempre al conjunto rojiblanco.

“Para mí, el gafete es solo una cinta, sé el rol que tengo en el equipo, lo que debo hacer, en lo que puedo ayudar; portar un gafete de capitán no me obliga a estar encima de mis compañeros, gritar o hacer otras cosas o cambiar”, señaló Salcido.

NTX