Pese a que el mariscal de campo Ben Roethlisberger participó un poco en los entrenamientos de esta semana, Acereros de Pittsburgh (3-2) evitó arriesgarse y lo descartó para el encuentro dominical contra Cardenales de Arizona (4-1).

El pasado 27 de septiembre, “Big Ben” se lastimó la rodilla en el encuentro ante Carneros de San Luis y desde entonces, le heredó la posición a Michael Vick, quien estará en los controles “metaleros” al menos una jornada más.

En el marco de la sexta fecha en la temporada 2015 de NFL, Roethlisberger sólo ilusionó a sus seguidores con tareas limitadas en las prácticas del miércoles y jueves, ahora lo que le falta es perfeccionar sus movimientos en la bolsa.

Junto al experimentado quarterback, el equipo del entrenador Mike Tomlin tampoco podrá contar con el profundo Will Allen (tobillo) ni con el apoyador Ryan Shazier (hombro).

Por otro lado, con 50 por ciento de probabilidades de pisar la grama del Heinz Field se encuentran el esquinero Cortez Allen (rodilla) y el apoyador Jarvis Jones (cadera).

A su vez, los “Cards” tienen como mayor preocupación al guardia Mike Iupati (espalda), al profundo Rashad Johnson (cadera/muslo) y al apoyador LaMarr Woodley (pecho), quienes fueron catalogados como “cuestionables”.

NTX