El remero mexicano Juan Carlos Cabrera cerró de buena manera su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016, al terminar en la segunda posición dentro de la final B de la modalidad un par de remos cortos masculino.

Cabrera acudió nuevamente al Estadio de Lagoa para cumplir con su último compromiso olímpico, donde cronometró 6:50.02 minutos luego de dos kilómetros para quedarse en la segunda plaza.

Luego de la primera mitad de la competencia, el mexicano asumió el liderato y parecía enfilarse a la victoria, pero el polaco Natan Wegrzycki-Szymczyk apretó en los 500 metros finales para remontar y quedarse con la victoria, con un crono de 6:47.95.