El piloto Sergio “Checo” Pérez recibió en días pasados el casco diseñado por el estudiante Juan Francisco Sánchez Zeferino especialmente para que el Gran Premio de México de la Fórmula 1 que se correrá este domingo en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México.

Juan Francisco, alumno de la carrera de Diseño Industrial en Campus Puebla de la Universidad del Valle de México (UVM), entregó personalmente el casco, denominado “Amor eterno”, a Pérez, quien lo donará al final de la competencia.

Cabe recordar que Sánchez Zeferino fue el ganador del concurso “El Arte de la velocidad”, realizado con el objetivo de diseñar el casco que “Checo” utilizará en la citada carrera.

Al respecto, el estudiante comentó que se sentía motivado saber que Pérez se sintió identificado con el diseño que creó.

Nombró su creación “Amor Eterno” porque es similar a los que son muy populares en zonas de Oaxaca o San Miguel de Allende y en este caso refleja la unión entre el piloto y su auto.

“El casco es similar a una calaverita de azúcar, mi idea se basó de manera general en el contexto de dónde y cuándo se va a desarrollar la carrera, ya que será en el Autódromo Hermanos Rodríguez en el Distrito Federal, del 29 de octubre al 1 de noviembre, Día de Muertos”, explicó.

En entrevista con Notimex, el joven de 23 años indicó que el casco tiene cinco vistas: las laterales derecha e izquierda, frontal, superior y trasera, con detalles alusivos a algunos estados del país y la cultura mexicana como el mencionado corazón, rosas, agave, perro xoloitzcuintle, pavorreal, venado, entre otros.

“Quise transmitir mi sentir y respeto hacía este deporte, creo que el público que es fan del automovilismo se sintió conectado con mi propuesta porque supe manejar el concepto y la esencia del evento, que es para mi alegría, pasión y adrenalina”, manifestó.

“Este trabajo fue constante ya que requirió meses de esfuerzo. Ahora puedo decir que realicé algo para la Fórmula 1, no sólo es el máximo circuito para los automovilistas sino también para los diseñadores”, agregó.

Sánchez Zeferino explicó que “hay varias figuras en el casco: puse en la parte de la frente como en las calaveritas de azúcar “CHECO”, el sobrenombre del corredor; hay unos agaves en la parte de atrás característicos de Jalisco, estado del que es oriundo el piloto”.

Agregó que en medio de estos agaves se encuentra un corazón con tubos de escape “y con la leyenda “Amor eterno” que es el nombre de la propuesta de lo que quise representar, es el amor y la pasión con la que hacemos las cosas en este caso la adrenalina para ganar una carrera, para mejorar siempre y seguir luchando por lo que es tu sueño.

“En la parte de arriba hay un círculo central que simboliza a la familia, la amistad y la unión que son de los valores más rescatables en nuestra sociedad”, comentó.

Asimismo, no podía olvidar en el diseño del casco a su estado, Puebla; “hay unos detalles en talavera de cierta manera para representar a mi ciudad, hay unos xoloitzcuintles y monos que los retomo de piezas prehispánicas que son parte de las piezas del Museo Amparo, lugar en el que he desarrollado mi servicio social y que también es parte importante del acervo cultural de Puebla”, señaló.

Mencionó que ha tomado una frase como guía en la vida de la leyenda de la Fórmula 1, el brasileño Ayrton Senna que dice: “Yo no tengo ídolos, sólo admiro el trabajo, la dedicación y el esfuerzo”.

El universitario señaló que los mexicanos deben unirse para que a “Checo” Pérez le vaya muy bien en el Gran Premio de México, ya que se lo merece y también su afición.

NTX