La mayoría de los brasileños rechaza los Juegos Olímpicos, pues los perciben como un evento que traerá más problemas y fuentes de “vergüenza” para el país que beneficios, indicó una encuesta publicada hoy.El 63 por ciento de los brasileños cree que los Juegos crearán más perjuicios que beneficios para la población, según el Instituto Datafolha, uno de los más respetados del país y que apunta a que el número de personas que rechazan el evento se duplicó respecto a 2013.

En el caso de los habitantes de Río de Janeiro, la encuesta indicó que el 47 por ciento cree que los Juegos aportarán perjuicios, por 45 por ciento que opina que generarán aspectos positivos.

El sondeo, realizado el 14 y 15 de julio, señaló la “seguridad pública” como el principal problema y el 57 por ciento de los brasileños estima que será fuente de “más vergüenza que orgullo” para el país.

El transporte público y la organización de los Juegos también reciben un porcentaje mayor de “motivo para vergüenza que de orgullo” por parte de los encuestados, indicó la encuesta.

Según la alcaldía de Río de Janeiro, hay un presupuesto de 39 mil 70 millones de reales (unos 11 mil 100 millones de dólares) para los Juegos de Río.

Ante tales datos las máximas justas deportivas son fuente de polémica en Brasil por las sospechas de desvíos en obras públicas, la mala organización y la cancelación de proyectos prometidos al Comité Olímpico Internacional (COI).

El más reciente motivo de preocupación es la amenaza terrorista, como consecuencia de la escalada de ataques en Europa, por lo que Brasil modificó y endureció su plan de seguridad para los Juegos, en los que competirán más de 10 mil atletas y la ciudad recibirá medio millón de turistas.

NTX