La Real Sociedad fue incapaz de romper el empate ante el Athletic Club y se conformó con un empate 0-0 en una nueva edición del “clásico vasco” en la Liga.

Con la presencia de los mexicanos Diego Reyes y Carlos Vela, quien salió con el gafete de capitán de los “txuri-urdin”, los aficionados que se dieron cita en el estadio Anoeta terminaron abucheando a su equipo que logró un punto gracias a un error arbitral.

A los seis minutos fueron los “leones” que mandaron el primer aviso con un disparo del mediocampista Raúl García al encontrarse el balón después de una barrida de Reyes, pero su remate se fue por encima del arco.

En un duelo con más intensidad que futbol, se produjo la polémica arbitral al 40’ en una barrida en la que Asier Illarramendi intentó evitar el tiro del atacante Aritz Aduriz al tocar con la mano el esférico, situación en la que el árbitro Velasco Carballo decidió marcar córner en vez de una pena máxima.

La llegada más clara de los visitantes en la parte complementaria ocurrió al 66’ en un mano a mano de Aduriz con el arquero argentino Gerónimo Rulli, que evitó la caída de su arco a pesar de resultar herido en la acción.

Por su parte, los “txuri-urdin” tuvieron la oportunidad de ganar el “clásico” al 88’ en un doble remate en el área, primero evitó el remeta de cabeza del brasileño Jonathas de Jesús y posteriormente se ayudó de su defensa para bloquear el tiro de Carlos Vela.

NTX