El Real Madrid busca una nueva cita con la historia en la gran final de Milán, en el camino de la leyenda a su Undécima Copa de Europa, para lo que deberá superar sin dos titulares como Casemiro y Karim Benzema, en un Santiago Bernabéu con ambiente especial, al Manchester City de ‘Kun’ Agüero y De Bruyne.

Un partido de tal trascendencia no se lo podía perder Cristiano Ronaldo. El portugués regresa a los terrenos de juego tras superar su primera lesión de la temporada, una rotura muscular, sin pensar en los riesgos de acortar los plazos y con el único deseo de impulsar al Real Madrid al final de la Liga de Campeones. El empate sin goles de la ida obliga a marcar tantos al conjunto de Zinedine Zidane, que recupera a su referente.

Con el galés Gareth Bale asumiendo galones en un momento clave de la temporada y en su mejor momento desde que fichó por el Real Madrid, y Cristiano generando respeto, saldrá el equipo blanco a un estadio donde aún se saborea la remontada de cuartos de final ante el Wolfsburgo. Avisa Zidane de que será un partido diferente, de mayor sufrimiento, mientras encaja las piezas de su puzzle buscando soluciones a dos bajas muy importantes.

No estará el jugador que le ha dado el equilibrio al equipo, el brasileño Casemiro por un edema tras un golpe sufrido ante la Real Sociedad. Y no llega a tiempo el nueve que mejora a todos, Benzema, que se mantiene en enfermería. El abanico de posibilidades que se le abre a Zizou deja muchos candidatos y algún favorito.

En principio retrasará la posición del alemán Toni Kroos para ocupar el hueco de Casemiro. Cuando menos lo esperaban aparece la opción de ser titular en una cita clave para Isco Alarcón y el colombiano James Rodríguez, habituales suplentes con Zidane. El técnico no tocará su sistema 4-3-3 por lo que Jesé Rodríguez entraría por Benzema a no ser que Cristiano juegue de nueve y apueste por Lucas Vázquez en la derecha y Bale pase a la izquierda.

Al Real Madrid le valdrá con confirmar su línea de la presente temporada de local en Liga de Campeones para lograr su objetivo de ser finalista. Su balance de 18 tantos a favor y ninguno en contra en el Santiago Bernabéu es un aval. Keylor Navas está preparado para el partido más importante de su carrera y la defensa llega fresca al objetivo de no encajar un gol tras descansar en Anoeta Carvajal, Pepe y Marcelo. Tres victorias y un empate es el balance del Real Madrid de local ante equipos ingleses.

El City viaja a Madrid sabiendo que una victoria o un empate con goles le dará la primera final de Champions League de su historia.

El único título continental de los ‘citizens’ llegó en la temporada 1969/70, con la victoria en la ya extinta Recopa de Europa, en un encuentro en el que derrotó en la final al Górnik Zabrze polaco por 2-1.

Ahora, 46 años después, el conjunto del norte de Inglaterra tiene ante sí la posibilidad de llegar a su segunda final europea, esta vez en la máxima competición continental.

Después de una fase de grupos inmaculada, liderando el D por delante de Juventus, Sevilla y Borussia Mönchengladbach, y tras apear a Dinamo Kiev y París Saint-Germain en octavos de final y cuartos, respectivamente, el City está a 90 minutos de poner rumbo a Milán para pelear por su primer título de la Champions.

El entrenador de los ingleses, el chileno Manuel Pellegrini, ha perdido para el duelo con el Real Madrid al español David Silva, quien se retiró lesionado en el encuentro del pasado martes, y al marfileño Yaya Touré, que no se ha recuperado a tiempo de las molestias musculares que sufrió el pasado 23 de abril en la goleada en liga sobre el Stoke (4-0).

El centrocampista africano, quien sin embargo había entrenado este lunes con el resto de sus compañeros en la ciudad deportiva del club, no ha viajado con el resto de la expedición del City a la capital de España.

Además de Silva y Touré, otra baja de renombre es la del centrocampista francés Samir Nasri, quien no fue inscrito para la fase final de la competición tras perderse la primera mitad de temporada por lesión.

El guardameta Joe Hart, héroe de los suyos en el partido de ida con tres paradas salvadoras, volverá a defender de la portería, con los franceses Bacary Sagna y Gael Clichy en los laterales y Vincent Kompany y Nicolás Otamendi como pareja de centrales.

La dupla brasileña formada por Fernando y Fernandinho volverá a ocupar la medular, en un centro del campo con Jesús Navas, Kevin De Bruyne y Fabian Delph o Raheem Sterling.

Sterling ha ido de más a menos en la temporada y en las últimas semanas ha perdido protagonismo en el once de Pellegrini, mientras que Delph, pese a perderse gran parte de la campaña por las recurrentes lesiones, ha demostrado ser una pieza muy válida para el preparador chileno.

El argentino Sergio Agüero, que descansó el pasado fin de semana en la derrota a manos del Southampton (4-2), regresará al equipo y liderará el ataque de los ‘citizens’ en busca del gol que les dé ventaja en el encuentro de vuelta.

– Alienaciones probables:

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, Isco; Bale, Cristiano Ronaldo y Lucas Vázquez o Jessé.

Manchester City: Hart; Sagna, Kompany, Otamendi, Clichy; Fernando, Fernandinho, Jesús Navas, Delph o Sterling, De Bruyne; y Agüero.

Árbitro: Damir Skomina (ESL).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 13:45.

—————————————————————-

– Puestos:

. Manchester City: Manchester City: primero del grupo D, eliminó en octavos al Dinamo Kiev y al PSG en cuartos.

. Real Madrid: primero del grupo A, eliminó en octavos al Roma y al Wolfsburgo en cuartos.

– La clave: el estado de Cristiano Ronaldo que regresa después de tres partidos sin jugar, con la duda de su estado real. Está a un tanto de volver a hacer historia en la competición e igualar el mejor registro goleador en una edición de Liga de Campeones, 17, que ya tiene en su poder.

– El dato: El Real Madrid busca su final número 14 de Liga de Campeones, el Manchester City la primera. El ‘Kun’ Agüero nunca venció al Real Madrid en trece partidos. Cuatro de las cinco últimas semifinales europeas madridistas acabaron en eliminación.

– El Tuit:

. Real Madrid: Ramos manda un mensaje de capitán para pedir una noche inolvidable: “Un estadio, el Bernabéu. Un sentimiento, el madridista. Una afición, vosotros. Un grito, Hala Madrid. ¡Vamos!”.

– El entorno: El Santiago Bernabéu reeditará una nueva noche mágica tras empujar al Real Madrid a la remontada ante el Wolfsburgo y soñar con la gran final de Milán. El lleno está asegurado.

 

EFE