El Real Madrid recibirá este martes al Roma en la vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones, sin fiarse de los dos tantos de ventaja cosechados en la ida (0-2) y con la intención de poner fin a su ‘maldición italiana’ ante un rival que llega lanzado.

Zinedine Zidane y los futbolistas de la plantilla del Real Madrid son conscientes de que se juegan todo a una carta. La Liga de Campeones es su salvación en una temporada para el olvido, eliminados de la Copa del Rey por un error administrativo y sin opciones desde febrero en la Liga por su irregularidad.

Todo lo contrario han mostrado en Europa. Acabaron la primera fase como líderes de grupo por delante del PSG y en la ida de octavos en el Olímpico de Roma, los goles del portugués Cristiano Ronaldo y de Jesé Rodríguez le acercaron a los cuartos de final.

Zidane, sin embargo, ha pedido a sus jugadores que salten al césped del Santiago Bernabéu como si la eliminatoria estuviese igualada, sin nada que les pueda relajar y pensando en ganar el partido.

Tienen la experiencia de hace un año ante el Schalke, al que el Real Madrid derrotó a domicilio en la ida (0-2) y que estuvo a punto de dejarle fuera de la competición en el Bernabéu (3-4).

En el momento clave de la temporada, Zidane recupera a futbolistas importantes de su equipo titular. Cambiará la cara de un equipo que llega de vapulear al Celta de Vigo (7-1), con Cristiano Ronaldo como líder y respondiendo a los silbidos de su afición con cuatro tantos.

El técnico francés podrá alinear a su once de gala, salvo en la zona del nueve, donde está la única ausencia, la de Karim Benzema por lesión.

Zidane debe tomar decisiones difíciles. La primera en defensa, con los laterales asegurados para Dani Carvajal y Marcelo, y dos puestos para tres jugadores en el centro de la zaga. Sergio Ramos es fijo y Pepe pugna por la plaza restante con Raphael Varane. Todo indica que será el central francés el elegido tras ser suplente en el último encuentro.

Regresará al centro del campo Toni Kroos, tras superar una gripe, y Luka Modric, que no jugó el último partido de Liga por una herida que sufrió en el derbi contra el Atlético de Madrid.

El buen rendimiento de Lucas Vázquez no le garantiza su continuidad y el colombiano James Rodríguez, que descansó en el último encuentro, regresará al once, como el galés Gareth Bale, recuperado de su última lesión de sóleo.

La afición del Santiago Bernabéu olvidará las rencillas cocn sus jugadores en su competición favorita y creará ambiente de noche europea para empujar a su equipo a los cuartos de final y a romper una maldición que se extiende desde 1987.

Ese año fue la última vez que el Real Madrid pudo con un equipo italiano en una eliminatoria continental, cuando dejó fuera al Nápoles de Diego Armando Maradona.

Mientras, el Roma, que lleva siete triunfos seguidos en la Serie A italiana, llega a este partido con una delantera en gran forma, que, tras el 0-2 de la ida, promedió cuatro goles por partido, lo que alimenta su sueño de una remontada histórica.

El conjunto del técnico Luciano Spalletti dejó atrás el momento de crisis vivido entre diciembre y enero, y ha vuelto a ganar con continuidad, lo que le ha permitido adelantar a Inter de Milán y Fiorentina, y situarse en la tercera plaza liguera, que le valdría la clasificación para la próxima Liga Campeones.

Tras caer 0-2 en el duelo del estadio Olímpico, el Roma subió el nivel de sus prestaciones y consiguió tres victorias por goleada. La última, el pasado viernes en el choque directo por la tercera posición de la Liga contra el Fiorentina (4-1), guiado por Stephan El Shaarawy, el argentino Diego Perotti y el egipcio Mohammed Salah.

Los tres delanteros romanistas están destacando por su gran afinidad y saldrán con toda probabilidad desde el comienzo en el Bernabéu, con el bosnio Edin Dzeko y el histórico capitán Francesco Totti en el banquillo.

Sin embargo, Luciano Spalletti tendrá que reinventar su defensa, ya que el alemán Antonio Rudiger se cayó de la convocatoria por unas molestias musculares y Daniele De Rossi, que solía jugar de central, sigue recuperándose de una lesión de gemelo y tampoco viajó a Madrid.

Así, por delante del arquero polaco Wojciech Szcsesny, el bosnio Ervin Zukanovic, fichado en el mercado invernal, debería salir de titular en la zaga al lado del griego Kostas Manolas, con Alessandro Florenzi en el lateral derecho y el francés Lucas Digne en el izquierdo.

En el centro del campo, todo está pendiente del estado del belga Radja Nainggolan, que arrastra unas molestias en una ingle. En caso de que sea baja, el francés William Vainqueur será titular al lado del malí Seydou Keita y del bosnio Miralem Pjanic.

El último encuentro entre Real Madrid y Roma disputado en el Santiago Bernabéu data de 2008, cuando los “giallorossi”, dirigidos por Luciano Spalletti, lograron un histórico triunfo por 2-1 y sellaron el pase a los cuartos de final.

– Alineaciones probables:

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, Isco; James, Bale y Cristiano Ronaldo.

Roma: Szcsesny; Florenzi, Manolas, Zukanovic, Digne; Keita, Pjanic, Nainggolan; Salah, El Shaarawy y Perotti.

Árbitro: Szymon Markiniak (POL).

Estadio: Santiago Bernabéu.

EFE