El Real Madrid completó esta mañana en la Ciudad Deportiva de Valdebebas su último entrenamiento antes de viajar a Milán, donde este sábado (20.45 hora peninsular) se medirá con el Atlético de Madrid en la final de la Liga de Campeones.

Con las únicas excepciones del central francés Raphael Varane, lesionado, y del lateral español Álvaro Arbeloa, quien trabajó en el interior de las instalaciones, la primera plantilla del Real Madrid se ejercitó este jueves a las órdenes de Zinedine Zidane, quien asimismo citó para la sesión al canterano Marcos Llorente.

En su último entrenamiento antes de viajar mañana, viernes, a Milán, el técnico francés insistió en el trabajo con balón.

Los jugadores completaron asimismo series de esprint, ejercicios de posesión y presión y un partido en espacios reducidos, según explicó el club en su página web. EFE

lsl/nam