El Real Madrid y el Atlético de Madrid han anunciado este jueves, tras conocer la sanción de la FIFA, que les prohíbe fichar en dos períodos de contratación íntegros, la presentación de un recurso de apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

El Real Madrid ha emitido un comunicado en el que “lamenta la citada resolución al entender que es profundamente injusta y contraria a los más elementales principios del derecho sancionador”.

“El club formulará el correspondiente recurso de apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), solicitando la revocación íntegra de la misma, con la plena convicción de obtener una resolución totalmente favorable ante dicho organismo”, agrega.

Asimismo, el Real Madrid “solicitará que el procedimiento sea tramitado por la vía de urgencia con el fin de obtener la resolución del TAS a la mayor brevedad posible”.

El Atlético de Madrid, por su parte, indica que “no está de acuerdo con la resolución, por lo que ha decidido recurrirla ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS/CAS). En previsión de que FIFA pudiese ratificar esta sanción, el club contrató meses atrás a un equipo de especialistas internacionales para defender el caso y proteger los derechos del Atlético de Madrid”.

“Nuestra entidad quiere manifestar que el cien por cien de las licencias de nuestros jugadores que forman parte de esta investigación y continúan en el club han sido regularizadas por la propia FIFA, recibiendo la autorización por parte de la subcomisión para poder tramitar su licencia y competir en sus diferentes categorías”, añade el club rojiblanco.

La FIFA anunció este jueves que su Comité de Apelación ha desestimado los recursos de los dos clubes , que no podrán hacer fichajes en los dos próximos periodos del mercado de traspasos, es decir hasta enero de 2018, por haber infringido la normativa sobre traspasos y altas internacionales de futbolistas menores de edad.

El Real Madrid y el Atlético de Madrid, que fueron sancionados el 14 de enero pasado por la Comisión Disciplinaria de la FIFA, no podrán fichar ni dar de alta “a futbolista nacional o extranjero alguno durante los próximos dos periodos de contratación íntegros”, por irregularidades en la contratación de futbolistas menores de 18 años.

Este jueves, el comité de Apelación ha desestimado los recursos presentados por ambos clubes y ha confirmado el castigo.

“La Comisión de Apelación de la FIFA ha decidido rechazar los recursos interpuestos por los clubes españoles Club Atlético de Madrid y Real Madrid CF y ha confirmado en su integridad las sanciones impuestas por la Comisión Disciplinaria de la FIFA en los casos relativos a la protección de menores en el fútbol”, informa el organismo.

“Como consecuencia de la infracción de los artículos 5, 9, 19 y 19 bis, así como de los anexos 2 y 3 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, a ambos clubes se les prohibirá inscribir a futbolista nacional o extranjero alguno durante los próximos dos periodos de contratación íntegros”, añade.

“Dicha prohibición afecta a ambos clubes en su conjunto, con la excepción de las secciones de fútbol femenino, fútbol sala y fútbol playa. Sin embargo, no se impide la liberación de futbolistas”, precisa la FIFA.

Asimismo, el Atlético de Madrid ha sido multado con 900.000 francos suizos (822.000 euros), y el Real Madrid, con 360.000 (328.000).

Además, los dos clubes han recibido un apercibimiento y se les ha concedido un plazo de 90 días para regularizar la situación de todos los menores afectados.

Las resoluciones adoptadas por la Comisión de Apelación de la FIFA se han comunicado este jueves a las partes afectadas.

La sanción es consecuencia de “las investigaciones iniciales emprendidas por FIFA Transfer Matching System GmbH (FIFA TMS), que la Comisión Disciplinaria de la FIFA prosiguió como parte de los procedimientos disciplinarios”.

La investigación se centró en la participación de futbolistas menores en el periodo comprendido entre 2007 y 2014 en el caso del Atlético de Madrid, y del 2005 al 2014 en el del Real Madrid.

 

EFE