Bajo las órdenes del francés Zinedine Zidane, Real Madrid ofreció otro recital en la Liga de España, ahora a costa del Sporting de Gijón, al cual dominó 5-1 en duelo de la jornada 20 marcado por una nueva lesión del galés Gareth Bale.La primera mitad en el estadio Santiago Bernabéu fue un monólogo por parte de los “merengues”, quienes antes del primer cuarto de hora ya tenían el control de las acciones por contundente 3-0, al descanso se fueron arriba 5-0 y en el complemento tuvieron “piedad” de sus rivales y les concedieron “el de la honra”.

Al minuto siete, los madridistas descifraron el sencillo acertijo planteado por la zaga asturiana, gracias un testarazo del “Expreso de Cardiff”; dos minutos más tarde el portugués Cristiano Ronaldo firmó de zurda el 2-0 y para el 12, fue turno del galo Karim Benzema, con lo cual la famosa “BBC” se adueñó de los reflectores.

Sin dar respiro a los “rojiblancos”, el ariete lusitano volvió a la carga y cerró la pinza del 4-0 al 18, a pase de Daniel Carvajal, y tras ese nuevo festejo, el club 10 veces campeón de la Champions League prefirió bajar las revoluciones, aunque con todo y eso, amplió el margen previo a irse a los vestidores.

“Benz”, quien disputó esta tarde su cotejo 300 con la casaca del Madrid, repitió celebración al 41 y de esta forma continuó el mano a mano con “CR7” por el honor como el máximo goleador del equipo.

Con el 5-0 todo era “miel sobre hojuelas”, pero Bale presentó para variar molestias en el sóleo izquierdo, zona del gemelo en el cual tiene un historial de cinco lesiones, aunque en esta ocasión se trata de la pierna derecha.

Para el segundo acto, el galés ya no apareció en el campo y con él se fue la intensidad de los anfitriones, mientras que del otro lado un par de ajustes tácticos bastaran para que por fin el Gijón sacara la casta.

Como premio a su enorme mejoría, Ismael López maquilló el tanteador de zurda al 62, el cual fue vitoreado por el puñado de aficionados asturianos como si se tratara de un empate o victoria.

Poco después del descuento, Benzema solicitó su cambio debido a un pequeño golpe en el tobillo, el cual alarmó nuevamente al banquillo madrileño, pero los pronósticos son mucho más alentadores que respecto al caso de Bale.

Con este resultado, el Madrid llegó a 43 puntos y provisionalmente ocupa el segundo peldaño de la clasificación, mientras los “rojiblancos” van que vuelan rumbo a la Segunda División, pues ostentan 15 unidades y son penúltimos de la general, aunque con un partido pendiente.

NTX