Tras dos semanas de actividad con la selección nacional, el delantero mexicano Raúl Jiménez retomará el calendario con su club Benfica este viernes, cuando busque el pase a la cuarta ronda de la Copa de Portugal ante Vianense.

El ex jugador del Atlético de Madrid fue incluido en una nómina de 20 elementos que visitarán el estadio Cidade de Barcelos, donde los “encarnados” partirán como claros favoritos, ya que su rival forma parte de la Tercera División en el balompié lusitano.

“Es un rival que juega en una división inferior a la nuestra, pero cuya motivación será enorme. Saben que es una oportunidad de jugar contra el campeón nacional. Crearán dificultades para nosotros y lucharán hasta el cansancio”, anticipó el timonel de la “águilas”, Rui Vitória.

Para este compromiso, el estratega de la escuadra lisboeta sólo contempló a dos atacantes, Jiménez y el griego Konstantinos Mitroglou, quienes tendrán la responsabilidad de reflejar en el marcador la abismal diferencia que separa a este par de planteles.

“Representaremos a Benfica con una enorme responsabilidad. Los jugadores tienen que darse cuenta que deben ser fuertes en todos los contextos competitivos y tenemos que demostrar la grandeza de Benfica. Ése es nuestro enfoque principal”, subrayó en declaraciones a BTV, canal oficial del equipo.

Agregó que está satisfecho en términos generales por el estado de aquellos jugadores que participaron con sus respectivos combinados nacionales, aunque admitió que la lesión en la rodilla derecha del joven Nelson Semedo fue un duro golpe anímico que les dejó la temida fecha FIFA.

NTX