El español Rafael Nadal, campeón defensor y favorito del torneo del Abierto de Argentina, entrenó con su compatriota David Ferrer, pues este miércoles iniciarán su participación en el torneo de polvo de ladrillo.El originario de Manacor, España, inició su preparación para llevarse nuevamente el título en el torneo de Buenas Aires, debido a que el año pasado superó a su amigo Juan Mónaco.

“No me gustó nada la derrota en Australia, pero eso ya no lo puedo resolver. Fue un mal torneo. Simplemente las cosas no funcionaron, a pesar de haberme preparado muy bien. Así que estoy en Buenos Aires para dar lo mejor y tratar de hacer una mejor presentación”, expresó.

Señaló que cada temporada es diferente, pero con el mismo propósito de luchar en cada torneo y terminar lo más alto posible en el ranking.

“Estoy feliz de volver a la Argentina, porque cada vez que me voy de este país lo hago con mucha energía positiva. Me tratan muy bien aquí, como pocos lugares en el mundo”, expuso, durante la práctica.

El número cinco del conteo mundial de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) tiene un bye en la primera ronda, mientras que Mónaco dejaría pactado su octavo choque con su compañero de dobles ocasional, en caso de que superar al italiano Marco Cecchinato.

Detalló que el argentino estuvo lesionado mucho tiempo, así que tiene que esperar a ver si puede eliminar a Cecchinato. “Espero que Juan pueda ganar porque él es mi amigo y una victoria le beneficiaría después de muchos días sin jugar. De todos modos, será un partido difícil para mí”.

NTX