El español Rafa Nadal, campeón del torneo de Doha en 2014, buscará repetir conquista en la capital catarí, tras confirmar su presencia en la final con su victoria (6-3 y 6-4) sobre el ucraniano Illya Marchenko.

La solidez que el segundo cabeza de serie exhibió en su cuarto compromiso de la semana sobre la pista azul de Doha desarboló al jugador de Dniprodzerzhynsk, lastrado también por las numerosas imprecisiones en los primeros compases del choque.

Esto precipitó un primer parcial de 3-0 favorable al mallorquín.

La potencia de su primer servicio invitó, sin embargo, a Marchenko, de 28 años y número 94 del mundo, a sosegarse en un intento por competir contra el nueve veces ganador de Roland Garros y presentar batalla en un duelo inédito en el circuito profesional.

Ese golpe le permitió inaugurar su casillero cumplido el primer cuarto de hora y resistir la ambición al resto de Rafa Nadal que, con 4-1, desaprovechó dos nuevas oportunidades de rotura. En la primera de ellas, un revés cortado defensivo se quedó en la red; y en la segunda, Marchenko le superó con una certera volea de derecha.

Esta situación no descentró al español que, en la búsqueda de su primera final del año, ganó los dos siguientes juegos disputados con su saque y cerró el primer parcial con un favorable 6-3.

Concentrado y dominador se mantuvo Nadal en el comienzo de la segunda manga, advertido también por el excelente nivel de Marchenko en el torneo.

El ucraniano sorprendió en la primera ronda al defensor del título, el español David Ferrer, y en su camino hacia semifinales superó al ruso Teymuraz Gabashvili y al francés Jeremy Chardy. Al cuarto y séptimo favoritos despachó Marchenko, pero no al segundo.

Deseoso de reencontrarse esta temporada con el nivel y los resultados que antaño le auparon al primer puesto del ránking, Nadal controló la reacción de su oponente, ganó un nuevo juego al resto -el quinto del segundo set, en blanco- y aceleró hacia la última ronda, que se disputará este sábado.

EFE