Con sufrimiento y el reloj en mano, Pumas de la UNAM venció 1-0 a Chivas de Guadalajara para dar un paso más rumbo a la liguilla y ser líder del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX.

La solitaria anotación corrió a cargo de Eduardo Herrera, de penal al minuto 40, para así propinarle su primer descalabro al técnico argentino Matías Almeyda.

Con este sexto triunfo de Pumas en el estadio Olímpico Universitario, alcanzó la cima del certamen con 25 puntos, mientras Chivas se quedó con 16 unidades, todavía fuera de la zona de liguilla.

En la semana, Marco Fabián presumió de unas Chivas más alegres y ofensivas y este día eso se dejó ver en los primeros instantes contra el equipo auriazul que se apreció incómodo en el partido.

Omar Bravo cabeceó al poste e Isaac Brizuela rozó el gol con disparo raso, en las primeras llegadas de peligro del encuentro y del “Rebaño Sagrado”.

Ante eso, Universidad Nacional despertó y el ecuatoriano Fidel Martínez perdonó con disparo desviado cuando estaba solo dentro del área en un comienzo trepidante del cotejo, que fue acompañado del gran ambiente de la tribuna.

En el primer capítulo, con piernas más frescas, ningún equipo permitió la salida, pero las dos defensivas desafiaron al rival y pocas veces reventaban el balón, en una clara muestra de la confianza que atraviesan estas escuadras.

Los centrales de Pumas, el uruguayo Gerardo Alcoba, y el capitán paraguayo Darío Verón, comenzaron a sufrir la velocidad de “Conejito” Brizuela y David Ramírez en los mejores momentos del equipo tapatío con el balón. En una cobertura, Verón sufrió las consecuencias, estiró de más y aunado a la caída, se fue lesionado para cederle su lugar a Luis Quintana.

Cuando peor la pasaba Pumas, que se había salvado a los disparos de Brizuela y Fabián, Salcido, quien hizo lo mismo contra América, regaló un penal con falta sobre “Lalo” Herrera, quien cobró el castigo y engañó a Antonio Rodríguez para el 1-0 del cuadro local.

Guadalajara supo que fue mejor en la primera mitad y comenzó con la misma tónica en el complemento, Brizuela apretó al portero Alejandro Palacios en una salida y luego lo exigió con un remate que fue bien atajado por el cancerbero “auriazul”.

En tanto, Universidad Nacional apostó por esperar y contragolpear, así en un tiro centro, Fidel Martínez impactó el esférico en el travesaño, pero sin duda que los “rojiblancos” eran dueños del balón con el permiso de los universitarios, que con ventaja en el marcador, saben jugar al contraataque.

Almeyda refrescó sus bandas con las salidas de Brizuela y Ramírez para ingresar a Carlos Fierro y Ricardo Vázquez, pero este juvenil le echó a perder los planes cuando se fue expulsado por una dura entrada sobre Quintana.

UNAM siguió sin adelantar líneas pese al hombre de más y eso todavía le dio algo de vida a Guadalajara, que falló en el último pase y al final se fue con las manos vacías de CU, que registró su mejor entrada en lo que va del certamen con más de 45 mil aficionados.

El árbitro del encuentro fue César Arturo Ramos, quien tuvo una labor aceptable y amonestó por Pumas al uruguayo Matías Britos y a Luis Fuentes, así como a los visitantes Salcido y Jair Pereira, más la expulsión de Vázquez al 82.

Alineaciones:

UNAM.- Alejandro Palacios, Marcelo Alatorre, Gerardo Alcoba, Darío Verón (Luis Quintana, 28’) Luis Fuentes, Javier Cortés, Alejandro Castro, Matías Britos (Dante López, 64’), Ismael Sosa (Daniel Ludueña, 78’), Fidel Martínez y Eduardo Herrera. DT Guillermo Vázquez.

Guadalajara.- José Antonio Rodríguez, Edwin Hernández, Oswaldo Alanís, Jair Pereira, Carlos Villanueva, Carlos Salcido (Javier López, 46’), Israel Castro, José David Ramírez (Ricardo Vázquez, 74’), Marco Fabián, Isaac Brizuela (Carlos Fierro, 59’) y Omar Bravo. DT Matías Almeyda (ARG).

NTX