Pumas de la UNAM, con un toque español y renovado en la directiva, peleará en el Torneo Apertura 2016 de la Liga MX por llegar a los laureles que se le negaron bajo el mando de Guillermo Vázquez, quien fue cesado pese a resultados positivos.Vázquez se quedó en la orilla del título en el Apertura 2015 al caer en penales contra Tigres, torneo en el cual el club “auriazul” fue líder por vez primera en torneos cortos con la mejor ofensiva y consiguió el pase a la Copa Libertadores de América 2016, donde perdió en “cuartos” ante Independiente del Valle de Ecuador.

Fue ese descalabro en el certamen continental lo que liquidó a Vázquez Herrera, y de paso, provocó el cambio de presidente del patronato con la llegada de Rodrigo Ares de Parga; además se destituyó a Antonio Sancho como vicepresidente deportivo.

Con la sacudida en la dirección técnica y deportiva, Universidad Nacional apostó por Juan Francisco Palencia, quien junto a Hernán Cristante (Toluca) y Ricardo Valiño (Puebla), debutará en la Liga MX como entrenador absoluto.

Palencia, de buena trayectoria como futbolista y que incluso se ganó el cariño del público universitario en su última etapa como atacante siendo campeón, prácticamente se hizo estratega en España, ahí presentó gran parte de sus estudios y ahora, espera responder a las expectativas en un gran reto.

Con Ares de Parga en la presidencia, quien estuvo cerca de la escuadra en el bicampeonato de 2004 pero en otro cargo, se designó como director de Fuerzas Básicas al argentino Sergio Egea, el otrora auxiliar de Hugo Sánchez en aquella gloriosa época de la institución.

Fue el propio Egea, con el aval de Palencia y la directiva, que se ficharon a dos elementos españoles, el atacante Saúl Berjón y el mediocampista Abraham González, quienes junto al retorno de Pablo Barrera, se convirtieron en las contrataciones “auriazules” para esta campaña.

El equipo promete entrega y garra en cada uno de sus partidos en busca de lograr los buenos resultados y ese ansiado trofeo de Liga MX que no se da desde 2011, curiosamente con “Memo” Vázquez como timonel y Palencia de jugador.

Se fueron el paraguayo Dante López, el argentino Daniel Ludueña y el también “pampero” Ismael Sosa, exgoleador del club que admitió no querer irse, pero la necesidad del dinero en el cuadro orilló a su venta a Tigres, el cual también recuperó a los colombianos Luis Quiñones y Francisco Meza, quienes estaban cedidos en Pumas.

Con nuevos bríos, aunque se habla de un proyecto a largo plazo, la historia de los universitarios pesa y una vez que los resultados no lleguen, Palencia podría abandonar el barco y hasta Egea tomar el mando de manera más directa.

Pese al reglamento de la Liga MX con la medida “10/8”, que da prioridad a los extranjeros, el reto en el conjunto del Pedregal es recuperar la cantera y dar oportunidad a los jóvenes y por lo pronto, en pretemporada, fue algo que se apreció.

El primer paso de Pumas y el debut de Palencia en el Apertura 2016 será este domingo en punto de las 12:00 horas, en la cancha del estadio Olímpico Universitario contra Chivas de Guadalajara, exequipo del “Gatillero”.

Los recuerdos continuarán para el exseleccionado nacional en la segunda jornada, cuando se meta al estadio Azul para encarar a Cruz Azul, institución con la cual se estrenó como jugador.

De la mano con la Liga MX, Universidad Nacional disputará en este semestre la ronda de grupos de la Liga de Campeones de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), donde se medirá a la escuadra trinitaria de W Connection y al Honduras Progreso.

NTX