Con el pase a octavos de final asegurado, el equipo mexicano de Pumas de la UNAM quiere mantenerse en la cima de su sector cuando visite a Emelec de Ecuador, que busca cerrar de manera digna, en partido del Grupo 7 de la Copa Libertadores de América.

El estadio George Capwell será el sitio donde el balón comenzará a rodar a partir de las 17:30 horas, con el argentino Fernando Rapallini como el encargado de aplicar el reglamento.

Con 12 unidades la escuadra “auriazul” ocupa lo más alto de este sector, prácticamente asegurada, ya que sólo una catástrofe se la quitaría a manos del Deportivo Táchira de Venezuela.

Para ser relegado al segundo sitio, los universitarios tendrían que perder por más de ocho goles y que los venezolanos derroten al Olimpia por dos o más, algo que luce muy complicado.

Fuera de eso, Pumas debe sumar para colocarse dentro de los primeros lugares en la clasificación, de cara a octavos de final y así enfrentar al rival de un grado menor de exigencia.

El técnico Guillermo Vázquez viajó con un equipo lleno de jóvenes y algunos experimentados, para darle descanso a sus titulares, pensando ya en la siguiente ronda.

Por su parte los “Eléctricos” solo han sumado cuatro unidades y están fuera de toda posibilidad y lo único que les queda es cerrar con una victoria.

NOTIMEX