Pumas de la UNAM ha dejado mucho que desear en la liguilla del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX, aunque todavía tiene la posibilidad de consagrarse campeón, para eso deberá despertar y hacer lo inesperado este domingo contra Tigres de la UANL.El cuadro auriazul, de gran certamen en su fase regular, sufrió y fue criticado en sus series de cuartos de final ante Veracruz y en semifinales contra el América debido al escaso futbol demostrado, pero que le alcanzó para estar en la gran final del balompié mexicano.

Mañana en casa, en el estadio Olímpico Universitario, tratará de hacer la proeza, tras su pobre accionar en la ida, allá en Monterrey, donde cayó 3-0 el jueves contra la escuadra de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

En el primer capítulo UNAM prácticamente no tuvo llegada y los tres goles en contra le salieron barato, por lo que tiene 90 minutos este domingo para siquiera hacer tres dianas y forzar al alargue, a 30 minutos más de tiempo extra, para lograr su octava estrella.

Universidad Nacional se agarrará del empuje de su afición, a los 37 goles que totalizó en 17 fechas, más los cinco que lleva en la presente “fiesta grande”, ganó siete de sus ocho juegos de local en el torneo regular (perdió ante Chiapas), frente a Monterrey, Atlas y Veracruz ganó y anotó tres o más goles, lo cual necesitará mañana.

El ecuatoriano Fidel Martínez, el uruguayo Matías Britos, el argentino Ismael Sosa y Eduardo Herrera deberán demostrar en este momento clave el por qué fueron la mejor ofensiva.

El cometido será muy complicado, en liguilla Pumas demostró otra cara, tal vez contó con suerte ante Tiburones Rojos y las Águilas y a la tercera se le acabó contra un equipo de mayor calibre, contra la mejor plantilla del futbol mexicano como lo es Tigres, pero está a 90 minutos de hacer lo inesperado.

Del otro lado está el cuadro regiomontano, que de entrada jamás ha recibido cuatro goles bajo el mando del técnico brasileño Ricardo Ferretti, quien cuenta con elementos de alta experiencia y las cualidades para manejar una buena diferencia.

En la Sultana del Norte ya tienen todos los preparativos para los festejos del campeonato y a pesar de que resta un compromiso en la capital mexicana, por lo visto en la liguilla, ven más probable otra victoria de Tigres que el reaccionar de la escuadra del Pedregal.

“Tuca” Ferretti y sus pupilos quieren comprobar que la gran inversión para el semestre valió la pena, si bien fueron subcampeones en la Copa Libertadores de América 2015, en el torneo doméstico fueron de menos a más y están a un pasito de coronarse.

Con un futbol muy justo y eficaz superaron a Chiapas y a Toluca en las instancias previas a la final, donde en la ida de la final subieron de intensidad y en el “Volcán” fueron capaces de borrar al rival para traerse un 3-0 que parece suficiente para el título.

Tal fue el dominio de los norteños que pocas quejas hubo de su primer gol con un penal presuntamente inexistente.

Este domingo, en horario más habitual para los Tigres, a las 20:30 horas comenzará la gran final de vuelta del Apertura 2015 de la Liga MX en el estadio Olímpico Universitario. Pumas por contrato de televisoras no podrá hacer valer su localía tal y como lo hizo a lo largo del certamen con sus juegos al mediodía.

Universidad Autónoma de Nuevo León va por su cuarto título en la liga mexicana, dos de los tres previos los consiguió en la Ciudad de México y uno precisamente contra Pumas, que intentará obtener su octava estrella.

El árbitro central del encuentro será Fernando Guerrero, quien estará acompañado en las bandas por Alberto Morín (Asistente Uno) y José Luis Camargo (Asistente Dos), mientras que Enrique Santander fungirá como cuarto árbitro.

Será la tercera ocasión que Guerrero dirija un choque de Pumas, antes lo hizo en los primeros duelos ante Veracruz, donde perdió 1-0, y frente al América, al que venció 3-0, y será el primer duelo para Tigres.

NTX