Luego de dos años de ausencia en la selección mexicana, el delantero Alan Pulido aceptó que su regreso al equipo es una revancha a la cual quiere responder de la mejor forma, de cara los partidos amistosos frente a Nueva Zelanda y Panamá.

“La verdad que sí es una revancha, estoy de vuelta y hay que tratar de demostrar, hacer bien las cosas”, dijo.

Entrevistado a su llegada a la capital del país, el elemento de Guadalajara aceptó que el haber regresado al futbol mexicano le dio la posibilidad de ser nuevamente considerado para el “Tri”.

“Sí, creo que vale la pena (regresar a México) es algo que buscaba y gracias a Dios estoy de vuelta. Espero se dé de buena manera”, aseguró.

El elemento surgido de Tigres de la UANL destacó que se le dio “la oportunidad de regresar a la selección, estoy muy contento y motivado” y consideró que “llega en buen momento porque se están haciendo bien las cosas, me siento bien preparado, con la confianza y compromiso”.

De cara al par de amistosos, Pulido explicó que más allá que son de preparación, el cuadro mexicano siempre está obligado a buscar la victoria. “En la selección no hay partidos amistosos, hay que tratar de ganarlos y vamos con esa mentalidad”, sentenció.

La selección mexicana se concentró la noche de este domingo en el Centro de Alto Rendimiento (CAR), de cara a los duelos frente a Nueva Zelanda y Panamá, a celebrarse el sábado 8 y el martes 11, de manera respectiva.

NOTIMEX