El presidente de All Star Boxing, Félix Zabala, busca una compensación de 27 millones de dólares en su demanda por incumplimiento de contrato contra el boxeador Sául “Canelo” Álvarez y contra la empresa Golden Boy por interferir.“Eso como pudimos oír en nuestros argumentos iniciales estamos hablando de alrededor de 27 millones de dólares”, dijo Zabala a periodistas sobre su demanda que se ventila en el proceso legal que este jueves entró en su cuarto día en un tribunal civil del centro de Miami.

En el proceso, que se realiza ante la jueza Migna Sánchez-Llorens, los abogados del “Canelo” y de la empresa Golden Boy, (del exboxeador Óscar de la Hoya) exponen sus argumentos iniciales por los cuales deben ser favorecidos en el caso, luego de dos días de selección del jurado entre 75 candidatos.

El abogado de la parte acusadora, Alex Brito, presentó como pruebas recortes de periódico donde se observa a Zabala junto al “Canelo” cuando todo iba bien en la asociación.

El letrado argumentó, en una de sus exposiciones ante la sala, que su cliente descubrió al “Canelo” y “plantó la semilla y cuando estaba lista para fruto, vino Golden Boy y se lo llevó”.

El equipo legal de Golden Boy argumentó que Zabala no cumplió con sus obligaciones como promotor, que nunca tuvo un contrato de exclusividad y que ahora desea beneficiarse del gran momento del “Canelo”.

La demanda fue presentada en 2011 y en ella All Star Boxing acusa al “Canelo” de incumplir un contrato firmado en septiembre de 2008 por cuatro años y además a Golden Boy por interferir en la relación con su entonces promotor.

All-Star Boxing indicó que el contrato inicial con Álvarez -del cual se mostró en la sala de la corte una copia firmada por él y su manejador- éste realizó nueve peleas y se le pagaron más de 180 mil dolares, además de ayudar a establecer la imagen de la que goza hoy el boxeador.

Zabala busca en su demanda que se le compense por el dinero que potencialmente dejó de ganar cuando el boxeador pasó a manos de la empresa dirigida por De la Hoya, y que el propio Álvarez regrese con el empresario puertorriqueño afincado en Miami.

“Nosotros no estamos buscando un arreglo, estamos buscando que se haga justicia que se respeten los contratos y que se cree un precedente en el deporte de boxeo de que los contratos hay que respetarlos”, afirmó Zabala afuera de la corte.

NTX