La directiva de Santos Laguna presentó de manera oficial a sus refuerzos para encarar el Torneo Clausura 2016 de la Liga MX y la Liga de Campeones de la Concacaf.

Los jugadores que este día se pusieron la playera albiverde son Ulises Dávila, Diego de Buen y Martín Bravo, quienes llegan como refuerzos al equipo para afianzarlo, darle fortaleza y llevarlo de nuevo a los primeros planos.

En el evento, que encabezó el vicepresidente del club, Alberto Canedo, también fue presentado Nicolás Navarro como entrenador de porteros.

Sobre su llegada al club, Dávila detalló sus objetivos: “estamos aquí para matarnos, voy a dar lo mejor de mí para poder estar bien, ayudar al equipo; con el plantel y las ganas que hay vamos a conseguir estar donde se merece esta institución, a la que espero darle muchas alegrías”.

En su oportunidad, Bravo dijo que llega al cuadro lagunero para aportar toda la experiencia que ha adquirido desde su llegada al balompié nacional, con Pumas de la UNAM, y de esa manera ayudar a los jugadores jóvenes del plantel.

“Con la experiencia que ya tengo, tratar de guiar a los jóvenes, a que Santos sea un plantel fuerte, más competitivo, dar un buen ejemplo para los jóvenes, creo que va a ser una labor importante y espero la pueda cumplir”.

El argentino naturalizado mexicano agregó que su compromiso, como el de sus compañeros, es el de volver a meter al equipo a liguilla, que sea protagonista y fuerte en todas sus líneas tanto de local como de visitante, para tratar de revertir la situación del torneo pasado.

En tanto, De Buen también tuvo el mismo compromiso, que es el de llevar al cuadro lagunero a volver a pelear por los primeros lugares y estar nuevamente en una liguilla para dejar atrás la mala temporada del torneo anterior.

“Contento por llegar a esta institución que tiene grandes cosas, un gran plantel que espera regresar a Santos al lugar que se merece y pelearemos los dos torneos para ganarlos. Desde que llegué aquí soy un guerrero más y lo demostraré en la cancha”.

NTX