Nadie volverá a portar el jersey 18 con Potros de Indianápolis, pues la franquicia retiró el número de su hijo pródigo, Peyton Manning, quien también será inmortalizado con una estatua que dará la bienvenida en el Lucas Oil Stadium.Este viernes, la nostalgia inundó esta ciudad con el regreso del ex mariscal de campo, quien se despidió del equipo con el cual construyó un imperio de 14 años y que le “perdonó” el hecho de culminar su trayectoria lejos de casa, con Broncos de Denver.

Hace 12 días, el surgido de los Voluntarios de la Universidad de Tennessee le puso punto final a una brillante carrera de 18 años, la cual registró como último recuerdo el título del Súper Tazón 50, con el conjunto de Colorado.

No obstante, Manning también celebró en grande con “Indy”, pues los guió al campeonato en la edición XLI del “Súper Domingo”, siendo una de las tantas memorias positivas que impulsaron el doble homenaje anunciado hoy por el dueño de Potros, Jim Irsay.

En rueda de prensa efectuada en el Centro de Futbol Indiana Farm Bureau, el propietario se deshizo en elogios para el “Sheriff”, cuya efigie “será un destino para todos nuestros fans, para dejar latas de cerveza o notas para él”.

Irsay enfatizó que no todos los días se construye una estatua para honrar a alguien en vida y destacó la emoción que representa este proyecto a localizarse en la entrada norte del recinto “equino”.

Dejando de lado las bromas y las sonrisas, el dueño expresó, con un nudo en la garganta, que “no podría decir suficiente sobre lo que él representa para esta franquicia, para esta ciudad y para el estado. Uno simplemente se queda sin palabras pensando acerca de lo mucho que el número 18 significa para nosotros”.

El carrusel de emociones continuó cuando a la primera selección global del Draft 1998 le tocó hablar frente a ex compañeros y miembros del staff de coacheo, impactado por ser el noveno hombre en la historia de Colts que monopoliza su número.

“No puedo decir cuán honrado me siento por este par de tremendas de noticias. Francamente no sé qué decir. Fue un honor y un privilegio jugar para esta organización por 14 años. Éste es el equipo para el que quería jugar, me alegra que me hayan reclutado. Siempre seré un Potro”, aseguró.

NTX