Tras concluir la práctica de este viernes, Potros de Indianápolis (3-2) etiquetó a su mariscal de campo titular, Andrew Luck, como cuestionable para el duelo del próximo domingo ante Patriotas de Nueva Inglaterra (4-0).

Luck se ausentó de los dos últimos encuentros por una subluxación en el hombro derecho y pese a las buenas sensaciones transmitidas sobre el jugador, por el entrenador en jefe, Chuck Pagano, y hasta por el dueño del equipo, Jim Irsay, el status del quarterback no pasa de 50 por ciento de esperanzas.

La expectativa por el retorno a los controles “equinos” por parte del egresado de la Universidad Stanford se incrementó debido a que por fin entrenó de lleno este día, después de varios ensayos con labores limitadas.

En rueda de prensa al término del entrenamiento, el coach de “Indy” aseguró que su pasador estelar “cada día se ve mejor”, pero habrá que esperar hasta la cita nocturna en el Lucas Oil Stadium para saber si podrá ver acción en esta sexta semana de la temporada 2015 de NFL.

Acorde con el optimismo que se respira en la franquicia líder en la División Sur de la Conferencia Americana (AFC), por primera vez en la campaña, no descartaron a nadie de forma definitiva.

Las únicas preocupaciones para el staff de coacheo encabezado por Pagano son Luck, así como los apoyadores Nate Irving (rodilla) y Jerrell Freeman (ingle), cuya disponibilidad para medirse a los vigentes campeones de la NFL es un “volado”.

NTX