Los Potros de Indianápolis de la Liga Nacional de Futbol (NFL) anunciaron que el mariscal de campo Andrew Luck sufrió una laceración en uno de sus riñones y un desgarre parcial en un músculo abdominal, por lo que estará inactivo entre dos y seis semanas.

Las lesiones de Luck se produjeron en el último cuarto del partido que sostuvieron ante los Broncos de Denver en la semana nueve, victoria que les permitió llegar a una marca de 4-5, que los pone como líderes de la División Sur de la Conferencia Americana.

“Las lesiones ocurrieron durante en el último cuarto cuando Andrew estaba haciendo todo lo que podía para darnos la victoria. Andrew tenía dolor después del partido y se sintió peor el lunes por la tarde, así que le realizamos algunas pruebas”, dijo el entrenador en jefe Chuck Pagano.

A pesar de que no necesitará de cirugías para recuperarse, se espera que Luck esté de baja entre dos y seis semanas, por lo que los Potros deberán recurrir, de nueva cuenta, al veterano mariscal de campo Matt Hasselbeck para cerrar la temporada.

“Tenemos toda la confianza del mundo en Hasselbeck. Hará un gran trabajo y ganaremos los partidos con Matt. Todo mundo debe mejorar su nivel cuando pierde a un valioso jugador, en especial al mariscal de campo titular. Superaremos esto”, señaló Pagano.

Matt Hasselbeck ya se hizo cargo de liderar a la ofensiva de Indianápolis esta temporada en las semanas 4 y 5 cuando enfrentaron a los Jaguares de Jacksonville y a los Texanos de Houston, ganando ambos encuentros por 16-13 y 27-20 respectivamente.

En caso de que Andrew Luck se recupere en el tiempo previsto, podrá estar de regreso para el penúltimo partido de la temporada ante los Delfines de Miami el domingo 27 de diciembre en el estadio Sun Life.

NTX