Potros de Indianapolis consumó un histórico contrato con su mariscal de campo titular Andrew Luck, quien este miércoles estampó la firma en un jugoso acuerdo que lo ligará a la franquicia hasta 2021.Durante esta temporada baja de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), la organización “equina” puso manos a la obra en busca de evitar que el quarterback proveniente de la Universidad Stanford coqueteara con la agencia libre la próxima campaña.

Para el ciclo 2016, el pasador nacido en Washington entraría a su último año de contrato como novato, al cual se hizo acreedor luego de ser reclutado con la primera selección global del Draft 2012.

Aunque la temporada anterior fue para el olvido debido a varias lesiones (costillas, riñón, hombro y abdomen), Luck logró un acuerdo de “140 millones de dólares por seis años, el contrato más grande en la historia de la NFL”, informó el dueño del equipo Jim Irsay a través de sus redes sociales.

En lo que va de su carrera, el jersey número 12 de “Indy” acumula tres invitaciones al Tazón de los Profesionales; mientras en 2014 lanzó para cuatro mil 761 yardas, la mayor cantidad vista en una sola temporada por esta organización.

Asimismo, sus cuatro mil 374 yardas en 627 intentos son cifras récord para un novato en la historia de la NFL y en sus primeros tres años en la Liga, siempre comandó a los suyos hasta la etapa de playoffs, incluso en 2014 disputó la final por el título de la Conferencia Americana (AFC).

En el calendario regular, Luck ostenta mil 224 envíos correctos de dos mil 106 posibles, para obtener una ganancia de 14 mil 838 yardas, también registra 101 pases de anotación a cambio de 55 intercepciones, en tanto que fue capturado en 115 ocasiones.

De este modo, Potros redondeó un año muy ajetreado pero también muy fructífero en cuanto a extensiones de largo plazo con jugadores estelares, tal como el receptor T.Y. Hilton, el tackle izquierdo Anthony Castonzo, el ala cerrada Dwayne Allen y el centro Ryan Kelly, reclutado en la primera vuelta del Draft 2016.

NTX/