Tras disputarse el encuentro frente a Senegal, criticado porque no estaba programado en fechas FIFA, el entrenador de México, el colombiano Juan Carlos Osorio, valoró el compromiso y sacó conclusiones.

“Todos los jugadores convocados tienen posibilidad de ser seleccionados, nos quedamos con una buena imagen de un buen grupo de profesionales. Fue una muy buena prueba para este grupo, porque el rival no tenía jugadores muy destacados, pero sí su sistema, era muy difícil tener juego interno”, detalló.

Después el “cafetero”, estudioso al por mayor, habló de la participación individual de algunos elementos, “Jesús Dueñas tuvo muy buen juego. Rodolfo (Pizarro) entró y fue muy importante”.

Enfatizó que la clave para conseguir el 2-0 sobre los africanos fue el juego por las bandas y valoró la labor de los centrales.

“El partido se resolvió por el sistema, buscando juego por las bandas, me alegró sobremanera que el primer servicio de Cándido (Ramírez) termina en gol, algo que trabajamos”, afirmó.

Agregó que “queríamos ver la relación entre zaguero central zurdo y derecho (Yasser Corona y Nestor Araujo), la única cosa que se equivocó Yasser fue al minuto 33, pero fue un error individual. Fue un partido controlado y dominado por largos pasajes de juego”, señaló.

En el juego amistoso ante Senegal se quedaron sin jugar Gerardo Rodríguez, Erick Gutiérrez, Henry Martín y el portero Alejandro Palacios, quien había sido novedad en la convocatoria, por tal razón se disculpó con “Pikolin” al no darle minutos.

“Lamento no haberles dado oportunidad a los jugadores que no entraron, especialmente a Alejandro (Palacios), el juego pedía otras cosas, se lo expresé a los cuatro y espero que tengan su oportunidad con nosotros. Sacrificamos la oportunidad de Alejandro (Palacios) por darle juego a Israel (Jiménez)”, declaró Osorio.

NTX