Portugal y Gales lideradas por Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, respectivamente, disputarán mañana la primera semifinal de la Eurocopa, con la selección lusa inmersa en la búsqueda de un triunfo que borre las críticas por su decepcionante juego y la galesa disfrutando de un sueño del que no quiere despertar.

Desde los dos equipos se insiste en que no se trata de un duelo entre Cristiano y Bale, pero será muy difícil abstraerse durante el partido, y no estar pendiente de la evolución de las dos figuras del Real Madrid.

Sin olvidar al también madridista Pepe, que si se recupera a tiempo de sus molestias en un muslo, se encargará de tratar de frenar las embestidas de la figura galesa.

Será un choque inédito para los tres jugadores, puesto que las dos selecciones nunca se habían enfrentado en partido oficial. Y los tres amistosos que han jugado, con dos victorias para Portugal y una para Gales, no son representativos puesto que el primero se disputó en 1949 y el último en el 2000.

La experiencia en estas alturas de la competición podría ser una de las claves del partido. Portugal ha alcanzado cinco veces las semifinales de una Eurocopa, logrando pasar a la final en dos ocasiones. Mientras que para Gales será su primera presencia a las puertas de una final en un torneo internacional.

Si bien, el conjunto británico, de la mano de un gran Gareth Bale, llega a la cita más importante de su historia en un gran momento de forma tras pasar por encima de Bélgica (3-1), una de las favoritas de la competición. Al margen de la derrota contra Inglaterra (1-2), también se impuso a Eslovaquia (2-1), Rusia (3-0) e Irlanda del Norte (1-0).

La selección portuguesa, sin embargo, sigue sin despejar las dudas sobre su verdadero potencial dado que no ha conseguido doblegar a sus rivales en los primeros 90 minutos de juego. Tras finalizar la fase de grupos con tres empates, en cuartos de final se deshizo en los penaltis de Polonia (1-1) y en octavos superó en la prórroga a Croacia (1-0) gracias a un gol de Quaresma en el primer remate entre los tres palos del partido.

El seleccionador Fernando Santos se defiende de las críticas insistiendo en que prefiere jugar “feo” y seguir en el torneo que no lo contrario. Contra Gales no podrá contar con William Carvalho, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas, por lo que podría colocar de inicio a Danilo.

Además, está por ver si Pepe llega en condiciones al partido. El central, uno de los mejores de su equipo en la Eurocopa, no se ejercitó con el resto de sus compañeros en los dos último entrenamientos por precaución al sentir dolor en un muslo. Santos no tiene un recambio a su altura en el banquillo.

El técnico portugués sí que podrá volver a disponer para su once titular con André Gomes y Raphael Guerreiro, que se perdieron los cuartos de final por problemas físicos.

En la delantera no se esperan cambios con respecto al partido de cuartos de final. Todo indica que la sensación del equipo, Renato Sanches, de 18 años, secundará en ataque a Nani y Ronaldo.

El astro madridista espera recuperar su olfato como goleador. Sólo suma dos tantos, los que le marcó a Hungría en el tercer partido de la fase de grupos.

Quien tendrá más problemas para componer su equipo titular será Chris Coleman, sobre todo porque no tiene un banquillo muy profundo.

El seleccionador galés tiene que buscar sustitutos para Aaron Ramsey, uno de los pilares del equipo, y Ben Davies, ambos suspendidos por sumar dos amarillas.

Para sustituir al centrocampista del Arsenal la posibilidad que más baraja la prensa galesa es Jonny Williams, más ofensivo que Andy King. Mientras que para suplir la baja del zaguero del Tottenham, James Collins se presenta como la opción más lógica.

Todas las miradas están puestas en el estado de forma de Gareth Bale, que ayer dio un susto a la prensa de su país al entrenarse por separado. Pero no tardó en salir a declarar que simplemente lo hizo para recuperarse de su cansancio físico.

En el entrenamiento de esta mañana Coleman contó con Bale y el resto de sus pupilos, salvo David Edwards que se ejercitó por separado.

La selección que se imponga mañana podría tener un premio adicional: jugar la Copa de Confederaciones que se disputará en Rusia el próximo verano. Pero para que eso ocurra, Alemania tiene que tumbar a Francia y meterse en la final.

– Alineaciones probables

Portugal: Rui Patricio; C. Soares, Pepe, Fonte, Guerreiro; Renato Sanches, Danilo Pereira, Moutinho o Joao Mario, André Gomes; Nani, Ronaldo.

Gales: Hennessey; Chester, A. Williams, Collins; Gunter, Ledley, Allen, Taylor; J. Williams, Bale; Robson-Kanu.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia)

Estadio: Parc Olympique Lyonnais

Hora: 14:00.

————————————————–

Las claves: Portugal tratará de reducir los espacios al máximo para neutralizar a Bale, el cerebro del juego galés.

Los datos: Gales es el primer debutante en una Eurocopa en alcanzar las semifinales, desde que Suecia lo lograra en 1992. Portugal no ha ganado ningún partido de los cinco que ha disputado en el torneo durante los 90 minutos de juego reglamentario.

La frase: “No me importa nada ser el patito feo o calimero (pato incomprendido de dibujos animados). Lo que me interesa es ganar e ir a la final. ¿Que si me gusta jugar bonito? Claro. Pero entre jugar bonito y estar en casa, o jugar feo y seguir aquí…Prefiero ser feo”, Fernando Santos, seleccionador de Portugal.

 

EFE