Más que ver a Alfredo Talavera como una competencia, el portero Gibran Lajud consideró que es una gran oportunidad trabajar al lado de un guardameta de gran experiencia y calidad, lo cual le hará crecer en todos los aspectos.“Sabemos que nos hará crecer a los dos, todo mundo conoce la calidad y capacidad que tiene Alfredo y eso me va a servir”, dijo al final del entrenamiento de la selección mexicana sub 23.

Manifestó que aprovechará al máximo compartir con Talavera estos días, “para crecer en lo futbolístico y generar una competencia deportiva que nos haga mejorar y estar en un gran nivel en los Juegos Olímpicos”.

“La verdad es que el grupo está muy bien, está al cien por ciento y mentalizado en la justa olímpica. Estamos cerrando filas y afinando detalles para corregirlos, en busca de llegar a punto a los Olímpicos”.

Sobre el hecho de tener que trasladarse cada semana a la capital del país, luego de estar con su equipo Tijuana, el guardameta descartó resentir en lo físico esta situación, ya que para él es una gran motivación ser parte de esta selección y refrendar en los Juegos Olímpicos Río 2016 la medalla de oro que se logró hace cuatro años.

“Tengo viajes largos desde Tijuana de más de tres horas, pero vengo con mucha motivación, la verdad que se siente un poco el cansancio pero es parte. Sabemos que con una buena alimentación y descanso lo podemos suplir. Lo haré las veces que sea necesario aunque tenga que hacerlo dos o tres veces a la semana”, estableció.

Para el partido amistoso de este martes ante Zacatepec del Ascenso MX, señaló que será importante para seguir corrigiendo situación en su accionar.

“Habrá todavía algunos ajustes por el tema de que algunos jugaron ayer o el sábado por la noche, entonces para modificar las cargas, para el partido contra Argentina ya presentaremos el esquema que tendremos en Juegos Olímpicos”, sentenció.

 

NTX